Solsticio Extreme – Los Alayos nocturna [22/06/2010]

Publicado: 23 junio, 2010 en General
Etiquetas:, , , , , , ,

Trail nocturno por vereda, rambla y campo a través; 18 kms; dificultad física y técnica: Alta

Track para descargar

Cuando “Sherpa Loco” Guillermo nos dijo que avisásemos en casa que llegaríamos tarde, ninguno de los miembros de nuestra pequeña expedición nos imaginamos esto. Cualquier calificativo se queda corto para una ruta que incluyó perderse, hacer tramos de campo a través entre arbustos y zarzas, salvar barrancos, subir cuestas de pendiente imposible y, efectivamente, acabar llegando a casa cerca de las dos de la madrugada.

El punto de partida se encuentra en el aparcamiento del Canal de la Espartera, bien conocido y a pocos kilómetros de la Zubia. Desde ahí bajamos rápidamente por la vereda del Barranco del Buho, aún con luz del día, hasta el cauce del río Dílar. Cruzamos el rio a la altura de la toma del canal, utilizando un puente natural formado por dos árboles caídos, y comenzaron las dificultades. Como puede apreciarse en el track, confundimos la vereda que deberíamos seguir con un camino abierto para trabajos forestales y tuvimos que andar y desandar unos 500 ms de distancia y 100 metros de altitud. Cuando finalmente encontramos el arranque de la vereda de la cuesta del Pino ya era noche cerrada. A ratos la luna casi llena iluminaba nuestro camino, pero la impresionante pared de los Alayos nos privaba de luz y nos obligaba a utilizar los frontales la mayor parte del tiempo.

La cuesta del Pino es de fuerte y constante pendiente. Antes de alcanzar su cima (en el Collado del Pino), la abandonamos para tomar la vereda que corta a media altura la pared de los Alayos. Desde ahí comienzan de nuevo toda suerte de dificultades. Primero, el arranque de la vereda se encuentra lleno de maleza y allí se quedó algo de la piel de nuestros brazos y piernas. Una vez que la vereda se dibuja algo más, y la caliza blanca típica de esta zona sustituye a la vegetación, nos encontramos que en varios tramos el camino ha desaparecido prácticamente, borrado por las torrenciales lluvias de la última temporada. Tenemos que sortear varios pasos con un cierto peligro, sobre los barranquillos que han formado las torrenteras y nuestras piernas se van castigando poco a poco.

Llegamos a los pies del Picacho Alto y, con buen criterio, desoyendo los deseos de Guillermo, renunciamos a coronarlo y bajamos  por la Rambla Seca, un arenal que permite un descenso rapidísimo que a ratos se convierte casi en un “slalom”, y por el que descendemos, en pocos minutos, desde la cota máxima de la ruta (1591 ms) hasta la cota más baja (951 ms), en la orilla sur del Río Dilar.

Desde el final de la rambla seguimos la orilla del río escasos cien metros hasta encontrar un puente de madera para cruzar a la orilla opuesta y corremos un corto tramo más hasta encontrar el arranque de la vereda que sube desde el río hasta la toma de la Central Eléctrica de Dílar. El perfil cuenta todo lo que hay que saber sobre esta vereda: dos kilómetros de longitud, pendiente media superior al 20%, y tramos que llegan casi al 30%. Ni que decir tiene que subir eso corriendo sólo está al alcance de unos pocos, así que hicimos la mayor parte de la misma andando.

Cuando por fin alcanzamos la toma de la central, los últimos 4 kms de llaneo por la base del Pico de la Boca de la Pescá, de vuelta a la Espartera, casi saben a descanso. Podemos correr otra vez, y soltar las piernas del durísimo rompepiernas al que las hemos sometido.

En fin, no ha sido mala manera de celebrar el solsticio de verano. La luna y el paisaje espectacular del Valle del Río Dilar hicieron la noche mágica, y la dureza de la ruta, absolutamente inolvidable. Muchas gracias a Guillermo , Emilio, Aaron, Marcus, y Xurxo por tener la cabeza tan a pájaros como yo.

Ruta interactiva

Pincha en cualquier punto para la ruta interactiva

comentarios
  1. Guillermo Aguado dice:

    Muchas gracias a vosotros, compañeros (¡qué buen grupo de “cabras”).
    Otro trail nocturno más, inolvidable como tantos. Para mi todos son especiales porque la noche los hace mágicos y por el buen ambiente que llevamos.
    Por lo menos tenemos una memoria rica y, no sé si la cabeza, pero el ánimo sí estará unos cuantos días en las nubes.
    Un abrazo.

  2. Emilio dice:

    Buena crónica César, sin olvidar ningún detalle físico, porque los psíquicos tardarán en olvidarse en nuestras mentes.

  3. Marcus dice:

    Muy buen resumen de la ruta… Tenemos que pensar ya en la siguiente!

    Saludos

  4. yeye dice:

    qué pasada Jose! dan ganas de apuntarse a la próxima, aunque mejor me espero a una más tranquilita para ir empezando, jajaja! un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s