Posts etiquetados ‘Carreras de/por montaña’

Carrera de montaña, 29 kms; Dificultad física: Alta; Difultad técnica: media-baja; Zapatillas Mizuno Wave Ascend 8

Clasificación y fotos de la organización, Fotos de Granada x el running

Llevo meses sin escribir una entrada nueva. No hay de qué preocuparse. La vida me mantiene entretenido con menesteres más urgentes, pero corro igual o más que siempre, aunque, eso sí, compito algo menos. En todo este tiempo casi he dejado las carreras cortas, pero han pasado los maratones de Valencia 2013, Sevilla 2014 y Madrid 2014, con suerte desigual.

Esta entrada se debe a que en esta carrera han pintado bastos de verdad. La tormenta perfecta: algo de malestar estomacal previo, 35ºC en la salida, exceso de confianza, no haber estudiado convenientemente el perfil y, sobre todo, el mayor peligro de todos los corredores: la deshidratación (seguramente como consecuencia de todo lo anterior).

La ruta comienza en el pueblo de Colomera a las 6 de la tarde, y lo hace fuerte. Tras algo más de un kilómetro callejeando cuesta arriba por el pueblo, abandonamos éste y tomamos un camino que lleva con pendiente constante y ascendente hasta aproximadamente el kilómetro 5, donde está el primer avituallamiento. Para este punto ya me ha quedado bastante claro que no lo voy a pasar bien; he salido demasiado fuerte y empiezo a tener dolores de estómago. El tramo que queda hasta coronar la primera cota de la carrera, cerca del kilómetro 6 es además un sendero con algún punto complicado y que se empina aún más.

Una vez arriba, el tramo siguiente es quizá la parte menos agradecida de la carrera. Durante unos cuantos kilómetros, el terreno es casi todo cuesta abajo, sobre todo por pistas agrículas y olivares, pero bajo incómodo, acalorado, empiezo a tener calambres en el estómago, y el líquido de los avituallamientos no me calma la sed. Malo.

Pero lo peor está por llegar. Después de bajar de Tózar y llanear durante casi dos kilómetros, bajamos al cauce del río que separa este pueblo del término de Moclín. Esta es sin duda la parte más bonita de la ruta: se desciende por un sendero empinado hasta el río, que se cruza por un espectacular puente colgante y una pasarela. Aquí se nota el fresco del agua y me da la impresión de revivir un poco. Lo siguiente, sin embargo, es salir del valle por un empinadísimo sendero lleno de piedras y escalones donde las fuerzas me abandonan totalmente. Ando todo el tiempo, me detengo a ratos para recuperar el resuello, pero las molestias van a más. Pocas veces me he sentido tan débil.

Llegamos a Moclín y se termina esta pequeña tortura, y a partir de ahí comienza una larguísima cuesta abajo, desde el kilómetro 16 hasta poco antes del 20; una pista ancha y polvorienta en la que hay que tener cuidado para no salir patinando, y que te deja en el pueblo de Olivares. Aquí prácticamente se acaba la parte de montaña. Hay que atravesar las empinadas calles del pueblo hasta abandonarlo por la parte alta del pueblo. Todo ese tramo lo hago andando, y a partir de ahí alterno caminar con trotar, prinero por un camino agrícola y después por asfalto, casi todo cuesta arriba. Cae la noche a unos 6 kms de la meta, y enciendo el frontal. Pasadas tres horas desde la salida, a ratos me siento medio flotar en la carretera, rodeado por la pequeña burbuja de luz de mi linterna.

Mapa y altimetría

huella del buhoPincha aquí para acceder a la ruta interactiva

P.D. A pesar de mis penas, bastante bien la organización. Cosas a mejorar: las señales de orientación dentro de los pueblos eran bastante precarias (un folio con una fecha). Para los que íbamos por la mitad, algunas se habían caído o habían sido arrancadas, por lo que se dudaba bastante en algunas bifurcaciones. Respecto de la hora de la salida, ¿no sería más lógico retrasarla al menos una horita? La queja del calor fue muy generalizada.

Carrera por montaña; Terreno: Vereda, campo a través, cortafuegos y pista forestal; 17km; zapatillas Asics Gel Trabuco 13; Dificultad física: muy alta; dificultad técnica: media.

Clasificación y fotos en la página web de global-tempo.

Después de mucho tiempo sin actualizar el blog, me animo a vencer la pereza para dar cuenta de la primera carrera por montaña de Cenes de la Vega.

Pocos imaginarían que tan cerca de las mismas puertas de Granada capital pudiera sacarse un trail tan duro. A priori, me extrañaba la denominación de CxM, pero, visto lo visto, está más que bien puesta, ya que por dureza no tiene nada que envidiar a otras carreras del mismo tipo ya consolidadas.

Viendo el perfil, y esos más de 1000m de desnivel positivo en una distancia aparentemente corta (17km), y haciendo un cálculo bastante sencillo, podíamos haberlo imaginado. Sin embargo, una cosa es imaginar una carrera y otra es correrla. En nuestro caso, además, la experiencia corría en nuestra contra. Estábamos más que familiarizados con la zona, pero para elegir el recorrido la organización había evitado las pistas forestales – más obvias, más anchas, y de pendiente más constante – para decantarse por veredas y trozos de cortafuegos, cercanas a las mismas, pero de terreno mucho más quebrado y rompepiernas.

El punto de partida se encontraba en el casco urbano de Cenes. Desde ahí, un llaneo de algo menos de 3km por la ribera del Genil nos plantaba a los pies de uno de los cortafuegos que salvan el barranco del Balcón del Genil (la Raja Tomás) y te dejan en el Camino de los Neveros. El recorrido, sin embargo, abandonaba a las primeras de cambio el Camino de los Neveros por la derecha, para ir cresteando paralelamente al mismo. Ese cresteo constaba de 4 empinadísimas cuestas – de más del 30% de desnivel en algún tramo – y de muy breves descansos entre ellas. En total, algo más de 5kms de durísimo ascenso casi constante, en el que sólo era posible correr a cortos intervalos, que nos dejaban el cumbre del Cerro de los Majojos, un popular punto de despegue para parapentistas.

Una vez descendidos por la cara opuesta del cerro, nos enganchamos al camino de los Neveros, que descendemos entre el km 8 y el 10 de la prueba. A continuación abandonamos el camino por un cortafuegos técnicamente sencillo, pero de pendiente endiablada, donde se pueden alcanzar velocidades importantes. Por desgracia, ese largo y pronunciado descenso castiga las piernas tanto o más como los ascensos, y todavía queda por subir un largo tramo por la pista forestal que une la carretera de la Sierra y el Camino de los Neveros, antes de enfilar de nuevo el camino y el último cortafuegos que nos deja a las puertas de Cenes y a un kilómetro escaso de la meta.

En resumen, la dureza de la ruta no reside sólo en el desnivel, sino también en la brusquedad de las subidas y de las bajadas. Las subidas son inmensamente duras, pero igualmente las bajadas son largas, de fuerte pendiente y castigan las piernas extraordinariamente. Yo, dos días después, aún tengo unas agujetas que apenas me han dejado hoy rodar un poco para soltar las piernas.

No sí la publicidad, que rezaba que ésta es la carrera más dura de Sierra Nevada, puede tomarse por cierta, sobre todo teniendo en cuenta que la Media Maratón de Montaña que se celebra en breve durante el Mountain Weekend Festival (organizado por el Club Alpino Benalmádena) tiene una distancia y un desnivel medio mayor que ésta; pero, igualmente, no es una carrera para incautos.

En el apartado de la organización, todo fue razonablemente bien para ser una primera edición. Ya sorprende que en estos tiempos nazcan carreras nuevas. También, aunque a mi la cuestión de los regalos me la trae bastante al pairo, es de agradecer una bolsa del corredor bastante decente: una camiseta de las que se pueden usar de verdad para correr (y no como pijama o para trapos), y una gorra de running también utilizable. Del lado de las cosas a mejorar: un guardarropa más seguro y una recogida de dorsales un poco más ágil y, sobre todo, en la que se compruebe la identidad y la ficha federativa para evitar posibles sustos.

Ruta interactiva

Un buen compañero corredor de montaña, Néstor, me envía esta información para que le dé difusión. Se trata de una CxM nocturna, con una distancia de casi 14 kms y un desnivel acumulado nada despreciable de 1035m.

Es la primera CxM nocturna de la que tengo noticia, y desde luego la única en nuestro entorno más cercano. A buen seguro que mis compañeros de mis dos clubes, Granada Ultra Trail y Granabike-HIMAT, y yo mismo, responderemos con una buena participación. La idea y el esfuerzo lo merecen.

Más información e inscripción en: http://www.nocturnapradonegro.co.cc/

Perfil de la prueba

Carrera de fondo en ruta; 47km 380m; Dificultad física: Extrema; Zapatillas Nike LunarElite 2

Clasificación, fotos y vídeos oficiales, Fotos Granabike 1, Fotos Granabike 2, Vídeocrónica en Ideal, Galería de fotos Ideal, Ruta interactiva

Pincha aquí para ver la ruta interactiva

A las 7 estábamos bien preparados Laure, Emilio y yo en el extremo del paseo del Salón, junto con otros más de 400 corredores, dispuestos para realizar una de las pruebas de fondo más duras que pueden caber en la cabeza de un atleta.

La subida pedestre al Veleta tiene merecida su fama. Casi 50 kms, de los que, desde el 10 hasta el 50 transcurren por una continua subida que empieza a los 700 metros sobre el nivel del mar a los que se encuentra Granada capital, y termina en los 3400 a los que se encuentra la cumbre del Veleta.

A la salida, mi compeñero Emilio y yo hemos salido juntos, a un conservador, pero suficientemenete vivo ritmo. Juntos hemos llegado hasta el arranque de la cuesta arriba, a la salida del pueblo de Pinos Genil. Desde allí, nuestros respectivos ritmos nos han ido distanciando lenta pero inexorablemente.

Para este punto, ya se me había unido Gaby, que con su bicicleta de carretera me ha acompañado prácticamente hasta el final de la ruta, y al que le agradezco enormemente el haberme abastecido de isotónica y comida, pero sobre todo, el haberme hecho compañia, y la carrera mucho más llevadera. Todo el camino estaba de hecho plagado de compañeros de Granabike, marcando con su presencia (y con su vocerío) los puntos más señalados del recorrido, y, algunos de ellos, con sus BTTs, acompañándonos en algunas partes del recorrido.

Bien. Como decía, una larga subida al 7-8% de desnivel nos lleva de Pinos Genil al empalme con la carretera de Sierra Nevada. A partir de aquí la pendiente se relaja un poco, y los kilómetros se suceden lentamente, con un solo y breve descanso de unos pocos cientos de metros. Marco ritmo de crucero a poco más de 6’/km, y me dejo distraer por las cada vez más espectaculares vistas y por la conversación de mis compañeros.

Llegamos al centro de visitantes del Dornajo, en el km 25, una media hora por delante de mi horario previsto. Allí está el grupo que ha montado Nando. Paro un breve minuto para saludar y repostar, y, sobre todo, para prepararme mentalmente para lo que está por llegar, que es aún lo más duro…

Nos desviamos de la carretera principal de acceso a la Estación de Esquí, y enfilamos la antigua carretera de la Sierra, camino del Collado de las Sabinas: una interminable sucesión de curvas (puerto de categoría especial en la Vuelta a España de ciclismo) que machaca al más duro. Los tramos rectos se hacen llevaderos, pero cada curva cae como un hacha sobre las piernas. A media subida la vegetación desaparece y empieza a manifestarse el paisaje casi lunar tan característico de la alta montaña granadina.

Tras siete kilómetros llegamos a un tramo, de nuevo excesivamente corto, de llaneo y ligera bajada, y en breve volvemos a desviarnos, dejando a nuestra derecha Pradollano y ascendiendo a nuestra izquierda camino de la Hoya de la Mora. De nuevo la carretera se empina, y, aunque la temperatura es suave, el sol cae a plomo, y no se divisa ni un atisbo de sombra.

Desde aquí la ascensión ya es continua y constante. Cerca de la Hoya de la Mora las fuerzas empiezan a flaquear y empiezo a hacer cortos tramos andando. De hecho, la mayor parte de los corredores ya se han convertido en marchadores. Yo, por mi parte, empiezo a temerme que he sido demasiado arriesgado manteniendo un ritmo tan vivo hasta este punto.

Pero llego a la Hoya de la Mora, y allí me encuentro, por sorpresa a Marijose y a mi niña Candela. No hay mejor revulsivo para un momento de crisis y tardo casi dos kms en perder la sonrisa de la cara. Dos kms que, por cierto, he vuelto a hacer corriendo.

Los últimos 10 kilómetros, para quien conozca la subida al Veleta son poco menos que un infierno. Con casi 40 kms en las piernas (30 de subida), el Veleta se te muestra en todo su esplendor, tan enorme que parece que está al alcance de la mano. Pero la carretera parece estar hecha a propósito para desesperar al que intenta alcanzarlo. Una vuelta sucede a otra vuelta, y otra más y lo que son poco más de dos kms en línea recta se convierte en casi 10 de sufrimiento. A estas alturas la carretera escasamente es tal, descascarillada por las inclemencias. Aún así, Gaby y Newtunning siguen acompañándome. El primero con su flaca, teniendo todo el cuidado del mundo con los baches, el segundo con su burra, bastante más comodo.

Conforme avanza la subida empieza a hacer efecto lo que he ido comiendo por el camino, y me revitalizo un poco. Los tres últimos kilómetros decido dejar de andar y ponerme a correr. No casualmente, sino porque en un control me dicen que voy el 104, y veo al alcance de la mano llegar entre los 100 primeros de esta prueba mítica.

Esos tres últimos kilómetros resultan agónicos, pero la meta está tan cerca que la cabeza te lleva con más fuerza que las piernas. Sigo subiendo, a todo lo que dan mi corazón y mis pulmones (hay está el registro de la ruta interactiva para atestiguarlo). Y, por último, la meta. Una meta que sabe a gloria más que nunca. Finalmente, puesto 98 en 5h 40′ 44”.

KDD Duatlón de montaña; 1er tramo a pie 9.1 kms (dos vueltas circuito forestal); tramo BTT (37 kms mixtos asfalto, pista forestal y sendero); 2º tramo a pie 4.6 kms (una vuelta circuito forestal). Dificultad técnica: media-baja. Dificultad física: Muy alta.

Este fin de semana los Granabikers más díscolos hemos celebrado la primera KDD Duatlón Cross – HIMAT. Ha sido una reunión de amiguetes inquietos a los que las zapatillas y los pedales, por separado, se nos quedan cortos, pero, visto el detalle y el cariño con el que Fernando ha preparado todo, bien se merecería convertirse algún día en una convocatoria oficial. Así que vaya por delante mi agradecimiento a él mismo, así como a todos los que estuvieron colaborando en la organización el día del evento.

Foto cortesía de Fernando L. V.

El recorrido se mantuvo tal y como estaba decidido. En el primer tramo a pie completamos dos vueltas al Circuito Deportivo de la Suerte de Fuente Alta, junto a Pradollano (puerta de entrada de la estación de esquí de Sierra Nevada), un total de 9.1 kms de vereda. Este circuito está situado en un punto privilegiado del parque, y tanto el circuito mismo como las vistas dejaron una estupenda impresión a los que no lo conocían. A continuación os muestro la ruta interactiva del circuito, desde la que podéis descargar el track y los datos técnicos:

Circuito RUN HIMAT - Ruta interactiva

El posterior tramo BTT discurre primero por asfalto, descendiendo por el Collado de las Sabinas hacia el Dornajo/Collado de las Víboras, donde tomamos la pista de San Jerónimo para adentrarnos en el valle del Río Monachil. Descendemos al río Monachil, lo cruzamos en los dos sentidos, y volvemos a ascender por la pista de San Jerónimo, para desandar finalmente el camino andado hasta el circuito run de nuevo. Tal que así…

Tramo BTT HIMAT - Ruta interactiva

Finalmente, el segundo tramo a pie discurrió de nuevo por el circuito de Fuente Alta, esta vez completando una sola vuelta, que ya es bastante después de lo que llevaban las piernas a estas alturas.

El recorrido completo, incluyendo las dos vueltas iniciales al circuito a pie, el tramo BTT, y la vuelta final al circuito a pie, ordenados, quedó como sigue:

Duatlón HIMAT completo - Ruta interactiva

En cuanto a la carrera misma, el ritmo fue alto desde el principio, conmigo a la cabeza en el primer tramo a pie. La escasa ventaja con la que sali de dicho tramo fue neutralizada rápidamente entre la transición y la larga bajada hasta el río Monachil (nunca me he caracterizado por ser precisamente un buen bajador). Cruzado el río Monachil, donde empiezan los largos 15 en ascenso, sin descanso, recuperé algo de ritmo, pero Javi, que acabaría ganando, y Aarón, que quedaría segundo, ya iban lanzados y no hicieros más que ir incrementando su ventaja hasta el final.

Los tiempos en los distintos controles quedaron como sigue:

Prueba de fondo en ruta por pista asfaltada de montaña; 13’8 kms

Clasificación, Track

Hoy 19 de Septiembre se ha celebrado una nueva edición de una carrera que, aún siendo joven, se ha convertido en una de las más emblemáticas de la provincia de Jaén: La Subida al Pantano del Quiebrajano, organizada por el Club de Atletismo Quiebrajano.

 

Imagen enlazada desde el C.A. Quiebrajano

 

A medio camino entre la carrera de fondo y la de montaña, esta carrera discurre por la angosta carretera que discurre entre el anejo de Jaén de Puente de la Sierra y la presa del pantano.

El perfil es  ilustrativo del tipo de carrera al que nos enfrentamos. Casi toda se desarrolla en pendiente ascendente, aunque los tramos más dificultosos se encuentran en el primer cuarto y en la parte final, poco antes de llegar a la presa. En un primer momento, por tanto, conviene tomársela con cierta calma, a pesar de que la distancia no sea excesiva.

Una buena parte del recorrido se hace a la sombra de los pinos, por lo que, a pesar de los 30º, no se ha hecho demasiado calurosa. Los dos últimos kilómetros, además, contaban con numeroso público que animaba a hacer un último esfuerzo, especialmente en los dos túneles que desembocan en la misma línea de meta.

Para más detalles, os dejo la ruta interactiva, en la que podéis explorar otros detalles del recorrido, así como descargar el track gps de la ruta.

 

Pincha para acceder a la ruta interactiva

 

En esta ocasión la representación Granabike la formábamos Vanesa, Emilio (Granada UltraTrail), Mario y yo. Ha sido una alegría comprobar que Vanesa no ha perdido su querencia por los podios, después de su larguísima lesión. A sus vitrinas se lleva el trofeo a la segunda clasificada Senior B. Enhorabuena.

Sintiéndolo mucho, yo no pude asistir a este fantástico evento, organizado por Emilio, autor del blog hermano granadaultratrail. Así que os redirijo a la crónica del organizador, que no debería dejar a nadie indiferente.

Fotografía cortesía de Granada UltraTrail

Actividades como ésta demuestran a las claras que, en Sierra Nevada, una carrera a pie como ésta, pero oficial e incluída en el calendario, debería existir.

Esta es una gran noticia, que me llega a través de Aleandro, un tipo atento a las novedades que se cuecen por ahí: Se está preparando para finales de agosto un fin de semana dedicado a las carreras  por montaña, en la estación de esquí de Sierra Nevada, que incluirá un kilómetro vertical (el primero del que tengo noticia por estos lares) y una carrera por montaña.

El 28 de Agosto se celebrará el kilómetro vertical, una prueba explosiva y agotadora, en la que los participantes deberán ganar 1000m en apenas 4’5 km, lo que significa que el recorrido tiene un desnivel medio de más del 22% (!). Y el 29, una carrera por montaña por un recorrido de 12 km y más de 1200 m de desnivel positivo acumulado (de nuevo, una media de en torno al 20% de desnivel para las partes en ascenso de la prueba.

Toda la información disponible al respecto la podéis encontrar en la página web del Grupo Alpino Benalmádena y a través de este enlace.

Correr 67 kms (casi íntegramente por encima de los 2000m de altitud y alcanzando las cotas más altas de la península) no es algo que esté al alcance de cualquiera, ¿verdad? Pues ese es el plan que Granada Ultra Trail nos tiene reservado para el próximo 31 de Julio: un ultramaratón de montaña de verdad, pero por libre, con la organización justa que requiere un grupo de personas -bajo su responsabilidad- para llegar hasta el corazón de la Alpujarra, echar a correr y acabar, en una misma jornada, a las puertas de Granada capital.

Toda la información, mapas, tracks, contacto y consejos prácticos en el blog hermano de Granada Ultra Trail.

El trail, el ultramaratón, las CxM y las CdM, quizá más lentamente de lo que algunos quisiéramos, van ganando adeptos. Ya no es tan extraño cruzarse a gente corriendo por el monte, o divisar lucecitas brilando por los senderos a altas horas de la noche. Y fruto de ello es el surgimiento de nuevas pruebas en estas modalidades.

En el sur de la península ha costado mucho más, pero a las carreras que ya van teniendo cierta historia como Jarapalos, los 101, Sierra Elvira-Atarfe, la Sagra, y las más recientes de Calamorro y Cabo de Gata -Níjar, se añaden ahora dos más: la ya comentada en este blog de los Guájares y el “Animal Trail” de El Burgo, en la Sierra de las Nieves, ambas organizadas por personal muy preparado y muy motivado, que está dispuesto a soportar los sinsabores de este tipo de tareas en una época más que dura.

El Animal Trail tendrá un recorrido, con seguridad, espectacular, sabiendo del entorno en el que se celebra, así que quedamos a la espera de recibir más información. Por el momento, la convocatoria y la información disponible de esta doble prueba (25K y 50K, para los amantes del sufrimiento) podéis encotrarla en la página web http://animaltrail.es.