Posts etiquetados ‘Cenes de la Vega’

Carrera por montaña; Terreno: Vereda, campo a través, cortafuegos y pista forestal; 17km; zapatillas Asics Gel Trabuco 13; Dificultad física: muy alta; dificultad técnica: media.

Clasificación y fotos en la página web de global-tempo.

Después de mucho tiempo sin actualizar el blog, me animo a vencer la pereza para dar cuenta de la primera carrera por montaña de Cenes de la Vega.

Pocos imaginarían que tan cerca de las mismas puertas de Granada capital pudiera sacarse un trail tan duro. A priori, me extrañaba la denominación de CxM, pero, visto lo visto, está más que bien puesta, ya que por dureza no tiene nada que envidiar a otras carreras del mismo tipo ya consolidadas.

Viendo el perfil, y esos más de 1000m de desnivel positivo en una distancia aparentemente corta (17km), y haciendo un cálculo bastante sencillo, podíamos haberlo imaginado. Sin embargo, una cosa es imaginar una carrera y otra es correrla. En nuestro caso, además, la experiencia corría en nuestra contra. Estábamos más que familiarizados con la zona, pero para elegir el recorrido la organización había evitado las pistas forestales – más obvias, más anchas, y de pendiente más constante – para decantarse por veredas y trozos de cortafuegos, cercanas a las mismas, pero de terreno mucho más quebrado y rompepiernas.

El punto de partida se encontraba en el casco urbano de Cenes. Desde ahí, un llaneo de algo menos de 3km por la ribera del Genil nos plantaba a los pies de uno de los cortafuegos que salvan el barranco del Balcón del Genil (la Raja Tomás) y te dejan en el Camino de los Neveros. El recorrido, sin embargo, abandonaba a las primeras de cambio el Camino de los Neveros por la derecha, para ir cresteando paralelamente al mismo. Ese cresteo constaba de 4 empinadísimas cuestas – de más del 30% de desnivel en algún tramo – y de muy breves descansos entre ellas. En total, algo más de 5kms de durísimo ascenso casi constante, en el que sólo era posible correr a cortos intervalos, que nos dejaban el cumbre del Cerro de los Majojos, un popular punto de despegue para parapentistas.

Una vez descendidos por la cara opuesta del cerro, nos enganchamos al camino de los Neveros, que descendemos entre el km 8 y el 10 de la prueba. A continuación abandonamos el camino por un cortafuegos técnicamente sencillo, pero de pendiente endiablada, donde se pueden alcanzar velocidades importantes. Por desgracia, ese largo y pronunciado descenso castiga las piernas tanto o más como los ascensos, y todavía queda por subir un largo tramo por la pista forestal que une la carretera de la Sierra y el Camino de los Neveros, antes de enfilar de nuevo el camino y el último cortafuegos que nos deja a las puertas de Cenes y a un kilómetro escaso de la meta.

En resumen, la dureza de la ruta no reside sólo en el desnivel, sino también en la brusquedad de las subidas y de las bajadas. Las subidas son inmensamente duras, pero igualmente las bajadas son largas, de fuerte pendiente y castigan las piernas extraordinariamente. Yo, dos días después, aún tengo unas agujetas que apenas me han dejado hoy rodar un poco para soltar las piernas.

No sí la publicidad, que rezaba que ésta es la carrera más dura de Sierra Nevada, puede tomarse por cierta, sobre todo teniendo en cuenta que la Media Maratón de Montaña que se celebra en breve durante el Mountain Weekend Festival (organizado por el Club Alpino Benalmádena) tiene una distancia y un desnivel medio mayor que ésta; pero, igualmente, no es una carrera para incautos.

En el apartado de la organización, todo fue razonablemente bien para ser una primera edición. Ya sorprende que en estos tiempos nazcan carreras nuevas. También, aunque a mi la cuestión de los regalos me la trae bastante al pairo, es de agradecer una bolsa del corredor bastante decente: una camiseta de las que se pueden usar de verdad para correr (y no como pijama o para trapos), y una gorra de running también utilizable. Del lado de las cosas a mejorar: un guardarropa más seguro y una recogida de dorsales un poco más ágil y, sobre todo, en la que se compruebe la identidad y la ficha federativa para evitar posibles sustos.

Ruta interactiva

Cuevas junto a una vereda en el Valle del Oro

Cuevas junto a una vereda en el Valle del Oro

Ya iba siendo hora de calzarse las Salomon otra vez. Desde navidad no había hecho nada de trail, así que lo he pillado con ganas.

En primer lugar me he dirigido hacia la Fuente de la Bicha, camino que he aprovechado para hacer el calentamiento tranquilamente en llano. Inicialmente no tenía intención de macharcarme, pero me he visto con ganas y el tiempo acompañaba: a pesar de que el cielo ha estado encapotado toda la mañana, la temperatura suave permitía ir perfectamente con una segunda capa ligera y, finalmente, no ha llovido. 

Después de atravesar los toboganes que continúan el camino desde la Fuente de la Bicha, me he dirigido hacia Cenes, y he pasado por la Iglesia para enganchar la cuesta de la Cabra que sube hacia el Llano de la Perdiz. Esa era mi intención, pero a media subida he encontrado una veredita a mano derecha que no conocía (esta cuesta la había hecho siempre en BTT y en la bici se ve menos). El caso es que se trataba de una vereda preciosa, perfectamente ciclable (alternativa a la subida que hacemos normalmente). La vereda terminaba en la Urbanización que corona Cenes junto al Valle del Oro.

Desde allí he enganchado una nueva vereda que tampoco conocía. Sin embargo, como se ve en el track, esa vereda muere, más concretamente en una cueva, y llegar a la cueva estaba un poco peligroso porque la entrada estaba justo sobre un barranco. Con el piso mojado no me he atrevido a ir hasta la misma boca, pero lo dejo pendiente para cuando haya tiempo seco.

Así que he retrocedido de nuevo sobre mis pasos y desde la Urbanización he seguido hacia el carril de Dúdar justo a los pies del Llano. Desde aquí la ruta ha sido ya más estándar: primero la vereda del Quejigal del Darro, preciosa con tanta agua y tanto verde, luego un poco de campo a través entre las encinas y los quejigos para enganchar la vereda del árbol caído, hacia arriba, y, por último un rodeo al Llano por el Cerro del Sol y el circuito de BTT del Barranco del Abogado, para bajar de nuevo a Granada por la Alhambra y la Cuesta de los chinos.

Total, 22 kms en unas 2h 10′, todo por tierra excepto los tramos urbanos de Granada capital y Cenes, y una muy buena parte de vereda. Trail puro y las zapatillas y las mallas hasta arriba de barro.

Perfil

Perfil

 Track (GPX)

Ortofoto de la ruta

Ortofoto de la ruta