Posts etiquetados ‘Ciclismo’

Marcha cicloturista de carretera con 27 km de tramo neutralizado y 85 de tramo libre; Desnivel acumulado positivo 2230m

Tracks para descargar (archivo .gpx, archivo .kml – Google Earth)

Clasificación, fotos y vídeos aquí (Gescon-chip) y aquí (Organización.- Club ciclista Acci de Guadix)

El Puerto de la Ragua es conocido por ser en invierno la meca del esquí de fondo en Sierra Nevada, y, para los que tienen un poco de memoria, por ser la via de paso más directa – siempre que las condiciones metereológicas lo permitían – entre Granada y Almería antes de la construcción de la A-92, atravesando de cara norte a cara sur el Parque Natural de Sierra Nevada. Sobra decir que cualquier competición ciclista que pase por ahí es necesariamente dura.

El punto de partida se sitúa cerca de la Catedral de Guadix, a 949 metros de altitud. Desde aquí parte el tramo neutralizado que atraviesa Jérez del Marquesado y Lanteira, hasta llegar a La Calahorra, con su famoso castillo al fondo, y que sirve de punto de arranque para el tramo libre. Esta primera parte no resulta demasiado interesante, y es en su mayor parte de falso llano, ligeramente pendiente hacia arriba y con cortos tramos de bajada poco pronunciados.

Desde la Calahorra comienza la subida al Puerto de La Ragua propiamente dicho. Desde los respetables 1250 metros a los que se sitúa esta localidad, aún tenemos que subir hasta los 2000 metros donde está la cima del puerto, en 14 kms de distancia. La pendiente media está, por tanto, en torno al 7%. Subiendo por esta cara norte, el puerto es muy tendido, sin rampas pronunciadas y sin descansos, lo que lo hace ideal para marcar un ritmo constante de pedaleo desde la base hasta la cima.

Desde la cima descendemos rápidamente por la cara sur, de características muy similares pero con mejor asfalto, hasta llegar al desvío a la derecha que conduce al valle del Río Bayárcal, ya en la provincia de Almería, y a 1200 m de altitud.

Dejamos el pueblo de Bayárcal a nuestra derecha, sin llegar a entrar, y empezamos a remontar lo que antes hemos descendido, de vuelta a la provincia de Granada. A diferencia de la carretera por la que hemos bajado, suave y constante, ésta empieza con un duro zigzag en la que la pendiente sube varias veces del 10%, y se mantiene después algo más asequible durante 5km. Tras éstos, el falso llano se alterna con subidas suaves 5 kms más hasta que enganchamos la parte alta de la carretera de la cara sur de la Ragua por la que hemos bajado. Desde aquí, todo es desandar el camino andado: 5 kms aproximadamente de subida de nuevo hasta la cima del puerto, bajar por la cara sur (por la que subimos en un principio, teniendo ahora mucho cuidado con el alfalto en mal estado), y de nuevo hacia la Calahorra, Lanteira, Jérez del Marquesado y finalmente Guadix.

Ruta interactiva

Pincha en la imagen para la ruta interactiva

En esta ocasión Granabike iba representado por Guillermo Aguado, Pepe Balderas y yo mismo. La primera parte del tramo libre la hemos hecho los tres muy juntos, con Pepe y yo subiendo a ritmo, y Guillermo haciendo la goma y contactándonos en los avituallamientos. En la bajada Pepe y yo nos fuimos un poco por delante, y al comenzar la subida desde Bayárcal Guillermo ya venía con algún retraso.

En la subida Pepe iba bastante mas fresco que yo, a pesar de lo cual me ha esperado en todo momento (gracias Pepe), lo que me ha venido de perlas para no desfallecer en la parte más dura de la ruta. Todo el regreso, por tanto, lo hemos hecho juntos, incluyendo el tramo de Jérez del Marquesado, donde el viento ha empezado a pegar bien, y los relevos – más generosos los de Pepe que los míos – se hacían imprescindibles para no acabar muerto y casi frenado.

Finalmente los dos hemos entrado en 4h 50′, algo por detrás de la mitad de la clasificación, y Guillermo escasamente 10′ después. Decir que me quedo satisfecho es decir poco; trás 8 meses dedicados casi en exclusiva a correr, y entrenando con la bicicleta menos que esporádicamente, las sensaciones y el tiempo han sido mucho mejores de lo que esperaba.

Para terminar, la organización ha estado bastante correcta. La entrega de dorsales, chips y maillots era rápida. La gestión del tramo neutralizado acptable (aunque la marcha, un poco lenta, del coche de cabeza estuvio a punto de provocar una montonera un par de veces). Y la comida y la bebida a la llegada eran abundantes y de calidad. Personalmente, sólo eché en falta un poco de atención a la mitad de cola del grupo de corredores. En algunos puntos, faltaba alguna señal indicando el camino. Cierto que en esos puntos el tramo más obvio era siempre el correcto, pero quizá alguien para asegurar que se estaba tomando el bueno habría sido de agradecer. Por lo demás, mi más sincera enhorabuena al grupo ciclista Acci y a todos los corredores.

Recientemente se ha asfaltado el camino de Hazallanas, que parte del embarcadero de Guéjar Sierra y desemboca en la carretera del Hostal del Duque (ver características del puerto del Hostal del Duque en este mismo blog).

Este puerto es de dificultad  similar al susodicho Hostal del Duque, aunque al ser algo más corto y desembocar en el mismo punto tiene un puntito de dificultad añadido. Quizá el porcentaje no llegue nunca a ser tan alto como el de las dos primeras revueltas del Duque pero, considerado en su totalidad, da una ligera impresión de mayor dureza cuando se está en faena.

A ojo de buen cubero calculo que tendrá en torno a un 10% de desnivel medio, con rampas del 18% o así (hay quien dice por ahí que en algún punto se llega al 21%). Por desgracia hoy no me he llevado el gps y no tengo datos de altimetría, así que la semana que viene volveré a ir por el mismo sitio y completaré el post con toda la información altimétrica.  Mientras tanto, os dejo unas fotos y unos vídeos que dan fe de la dificultad de la subida.

También se puede encontrar información altimétrica en la crónica que http://www.granabike.com tiene colgada de la Sierra Nevada Límite del 2008 (acceder desde aquí).  La subida a Hazallanas empieza exactamente en el km 81 del track que se puede descargar de dicha crónica. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el descenso al embarcadero desde Guéjar no se puede hacer con bicicleta de carretera por donde marca el track de la SNL, puesto que ese tramo es de tierra. Para bajar desde Guéjar al embarcadero por asfalto hay que llegar al cuartel de la Guardia Civil, doblar a la derecha y luego tomar la carreterita que sale a nuestra izquierda.

Link a las fotos en picasa

Imagen328

Marcha cicloturista de carretera; 3 tramos: 1º neutralizado (55 km), 2º Cronometrado (33 km), 3º neutralizado (18 km); Total 116 kms.

Fotos personales, Fotos de Gaby Gómez (Granabike), Track para descargar

Un año más un pequeño grupo de granabikers hemos participado en la Marcha Cicloturista Juanmi Mercado. Por orden de llegada: Jesús, yo, Gaby y Agustín, que corría este año griposo y con algo de fiebre.

Esta marcha es ya casi un clásico a pesar de su corta trayectoria. Con un total de 85 ciclistas (algunos menos que en la edición anterior), la carrera se queda en un grupo bastante pequeño y a la vez bastante “selecto”. Por eso, por el duro ritmo que se impone desde el principio, y por el perfil rompepiernas, se ha hecho fama de exigente.

Los primeros kilómetros, desde Armilla al pequeño puerto de la Malahá, el grupo fue compacto, con el coche de carrera en cabeza. Poco después, cuando nos acercábamos a Ventas de Huelma, empezó a fragmentarse y, para cuando estábamos subiendo Cuesta Gorda, camino de Cacín, el pelotón ya se había disgregado en un largo rosario de grupos pequeños en el que cada uno encontraba su ritmo y sus compañeros de fatigas.

En el km 44 aproximadamente, en el alto de Alhama y tras la primera gran dificultad del día, nos esperaba un bien surtido avituallamiento, y nos reagrupamos para la larga, serpenteante y peligrosa bajada al pueblo de Alhama.

Poco después, antes de llegar a Arenas del Rey, a orillas del Pantano de los Bermejales, comenzaba el tramo cronometrado. La única queja de algunos participantes respecto de la organización fue que no se volvió a reagrupar a todo el mundo en este punto. Lo cierto es que para cuando el grupo salía del avituallamiento, los más rezagados acababan de llegar, así que supongo que el juez decidió dar la salida al tramo libre únicamente con los corredores de cabeza. Y lo cierto es que en todos los demás aspectos la organización estuvo esta vez impecable, incluyendo la rápida evacuación de un accidentado que, hasta donde sabemos, está fuera de peligro.

Los tiempos, por tanto, del tramo cronometrado no son del todo fiables, puesto que más de la mitad de los participantes pasamos por el comienzo de dicho tramo cuando los primeros hacía ya un buen rato que habían salido. No afecta eso, sin embargo, al orden de clasificación, ni debe suponer mayor problema para los que, como yo, participamos en estos eventos por simple diversión y para compartir un día de ciclismo con los nuestros.

El tramo libre comenzaba con unos kilómetros de llaneo, falso llano, algo de subida y una rápida bajada, que se hacían hasta cómodamente protegido por un grupo, pero bien duros si te tocaba hacerlos sólo. Yo me quedé solo a ratos, sobre todo cuando había algún tramo de bajada algo más técnica y con peor firme, pero con algo de esfuerzo conseguía volver a empalmar.

A la salida de Jayena éramos al menos 10 corredores los que atacábamos con fuerza el puerto que toma el mismo nombre del pueblo, la mayor dificultad del día, con 10 kms de longitud y tramos de hasta el 10% de desnivel. No es un puerto excesivamente pendiente, pero se hace más duro de lo que parece en el perfil, por el calor y el viento de la zona, y por la distancia, que se acaba atragantando con las fatigas de la jornada acumuladas en las piernas.

Una vez reagrupados de nuevo en el segundo avituallamiento, en el alto de Jayena, ya sólo quedaba bajar de nuevo hacia Armilla por la Carretera de la Cabra y el Suspiro del Moro, con sólo un par de tachuelas que se superan sin dificultad. En todo este tramo, los tres granabikers nos quedamos juntos para dar cuenta a la llegada de nuestra pequeña aventura.

Perfil JMercadoAltimetría de la ruta

Análisis IBP

IBPJMercadoRuta interactiva

BikemapJMercadoPincha aquí para acceder a la ruta interactiva

Elsevier

La normalidad de la morfología espermática está inversamente correlacionada con los kilómetros de ciclismo en triatletas de élite

Por D. Vaamonde (a), M.E. Da Silva-Grigoletto (b), J.M. García-Manso (c), J.S. Cunha-Filhod, R. Vaamonde-Lemos (a)

(a) Morphological Sciences Department. School of Medicine. University of Córdoba. Spain. (b) Andalusian Center of Sports Medicine. Córdoba. Spain. (c) Physical Education Department. School of Physical Activity and Sport Sciences. University of Las Palmas de Gran Canaria. Spain. (d) Ob/Gyn Department. School of Medicine. Hospital de Clínicas de Porto Alegre. Universidade Federal de Rio Grande do Sul and Insemine Centro de Reproduçao Humana Assistida. Brazil.

Resumen:

Objetivo. El presente estudio tiene por objetivo evaluar la relación existente entre el volumen semanal de entrenamiento realizado por los triatletas, como parte de su entrenamiento habitual, y el porcentaje de espermatozoides que exhiben una morfología normal (morfología espermática). Métodos. Los valores de 15 triatletas varones, que compiten tanto nacional como internacionalmente, fueron evaluados. Todos los sujetos debían haber participado en la prueba Ironman y haberla completado. Se realizó un análisis detallado del volumen de entrenamiento realizado en cada modalidad. La evaluación morfológica se llevó a cabo siguiendo los criterios estrictos de Kruger. Los estudios de correlación se realizaron para verificar la relación entre el volumen semanal de entrenamiento (total y para cada modalidad) y la morfología espermática. Resultados. La evaluación detallada del entrenamiento reveló los siguientes valores (media ± desviación estándar) para las tres modalidades que practican los triatletas: carrera 49,42 ± 7,37 km; natación 11,31 ± 3,05 km y ciclismo 330,77 ± 56,04 km. Los valores de normalidad de morfología espermática mostraron una correlación estadística inversa (r = -0,71; p < 0,01) con el volumen de ciclismo. Los sujetos que tenían menos del 4% de formas normales, considerados con pronóstico pobre, realizaban sistemáticamente más de 300 km/semana. Conclusión. Existe una alta correlación inversa entre el porcentaje de espermatozoides con morfología normal y el volumen semanal de ciclismo en los triatletas. Se puede concluir, por tanto, que un alto volumen de ciclismo, especialmente por encima de los 300 km/semana, es perjudicial para la morfología espermática y puede llevar a un serio impedimento en la fertilidad masculina.

Revista Andaluza de Medicina del Deporte.2009; 02(02) :43-46

Keywords: Ciclismo. Morfología espermática. Infertilidad.

Ver también: http://josecesarperales.wordpress.com/2008/10/08/salud-sexual-y-ciclismo/

Ruta de bicicleta de Carretera; Torres de Albanchez-Villarrodrigo-Bienservida-Bellotar-Villaverde de Guadalimar-Riópar-Siles-Benatae; 103 kms.

Track para descargar aquí.

Y, por fin, la última gran ruta de bicicleta del verano. Un recorrido sorprendente sobre el límite de las provincias de Jaén y Albacete.

La ruta parte de Torres de Albanchez por la carretera de la Ermita. En ese punto se pasa a la provincia de Albacete y se atraviesa Villarrodrigo y Bienservida, buscando el precioso puerto del Bellotar, dominado a la derecha por la impresionante Peña del Cambrón, un hito que marca la frontera natural entre las dos provincias.

Imagen209Este puerto no tiene gran dificultad, y se disfruta enormemente. Con una pendiente suave y muy constante, se alcanza la cota y se desciende hacia Villaverde de Guadalimar. Se atraviesa el pueblo y por fin nos encontramos la carretetera que conduce al pueblo de Riópar, famoso por tener en su término el nacimiento del río Mundo, un paraje espectacular, que merece la pena visitar.

Para regresar, deshice parte del camino andado, pero en lugar de volver de nuevo por Villaverde seguí la carretera general hasta Siles, ya en la provincia de Jaén para después abandonarla y subir a Benatae, última parada del camino antes de llegar al punto de partida.

Imagen213

Altimetría de la ruta

rióparRuta interactiva

Pincha en cualquier punto de la imagen para la ruta interactiva

Pincha en cualquier punto de la imagen para la ruta interactiva

Ruta en bicicleta de carretera en dos etapas (1) Granada-Ogíjares-Dílar-Otura-Lecrín-Béznar-Azud de Vélez-Molvízar-Ítrabo-Torrecuevas-Almuñécar, 94 kms (2) Almuñecar-Torrecuevas-Ítrabo-Molvízar-Azud de Vélez-Guájar Faragüit-Pinos del Valle-Restábal-Saleres-Cozvíjar-Alhendín-Armilla-Granada, 102 kms.

Tracks y altmetrías para descargar aquí

Estos días de asueto he aprovechado mis visitas a Granada por motivos puntuales de trabajo para hacer de nuevo ciclismo de fondo en carretera. En la primera etapa Granada-Almuñécar, aproveché que la N323 cuenta ya con mucho menos tráfico desde la apertura de la nueva autovía de Motril para hacer una ruta sin grandes dificultades y con desnivel negativo. En la primera parte, el rodeo por los Ogíjares, Dílar y Otura me permitió incorporarme a la variante del Suspiro, ahorrándome las obras de Armilla. Durante todo el camino dirección sur fui buscando la N323/N323a, hasta llegar la rotonda de incorporación a la autovía, ya en la cercanía del puerto de Motril. Esta carretera la abandoné casi llegando a la costa, dirección Molvízar e Ítrabo, dos pueblos de la comarca de la costa tropical interior, por una carretera comarcal que desemboca en la conocida Carretera de la Cabra, a medio camino entre los pueblos de Otívar y Jete. Tomando dirección a Jete, 8 kms más me dejaban a la entrada de Almuñécar.

El regreso, un par de días más tarde, fue más duro, pero también mucho más interesante. Tras desandar parte del camino recorrido hasta tomar la N323 en dirección norte, y atravesar el Azud de Velez, en esta ocasión me desvié hacie el oeste hacia la preciosa pedanía de Güájar Farragüit, perteneciente al término de Los Guájares. Este pueblecito enlaza por una carretera comarcal en bastante mal estado con el Valle de Lecrín, lo que obliga a remontar en apenas 8 kms la mayor parte del desnivel positivo entre el Valle y la costa.

Como se puede apreciar en las fotos, esta carreterita es un bonito puerto de montaña, de cierta dureza a la salida de Guájar  Faragüit, pero sombreado por los pinos y que se suaviza algo después. Alcanzada la cota más alta, unos 8 kms después de abandonar el pueblo, el asfalto se deteriora notablemente, por lo que hasta Pinos del Valle hay que extremar las precauciones para evitar los pinchazos a los que soy tan propenso.

Imagen204

Imagen205

La forma más directa de volver a Granada desde Pinos del Valle (con su precioso lavadero y su fuente cristalina, que datan de la época musulmana) es volver a la N323 desde Restábal. Yo opté por una variante que no había realizado nunca: desde Restábal tomé el desvío que a la izquierda indica el camino a Saleres. Tras un primer tramo corto de pendiente bajada, justo a la entrada de la pedanía de Saleres, la carretera se empina hasta porcentajes más que respetables. Los dos kilómetros que conducen hacia Albuñuelas son demoledores (ver el tachuelazo en la altimetría adjunta, km 62) y,  a diferencia de lo que ocurriera anteriormente, el calor ya apretaba de lo lindo y no había ni una mísera sombra en la que guarecerse.

Terminado este tremendo repecho, además, y tras bajar de nuevo durante un corto tramo, de nuevo se volvía a subir, camino de Cozvíjar, ahora sí, con una pendiente más llevadera, pero con el mismo sol de justicia, que cerca de ya de las 11am en Agosto se hace respetar.

Por fin, pasado Cozvíjar, me incorporo de nuevo a la carretera de ida, a la altura de Marchena/Padul y regreso a Granada por el camino más corto. Aún así, a la llegada, mi cuentakilómetros sobrepasa el centenar.

Altimetría Granada-Almuñécar

Granada-Almuñecar

Altimetría Almuñecar-Granada

Almuñecar-Granada

Ruta interactiva de las dos etapas

Ruta en bicicleta de carretera; 118 km; Dificultad media; Link al track gps (.gpx)

En esta semana un poco loca, con trail y series a pie, sólo faltaba una ruta de bici cañerilla. Para ello nos hemos reunido de buena mañana el pequeño grupo 100% Granabike formado por Pepe Balderas, Agustín, Juanjo y un servidor.

Imagen200

Nuestra pequeña aventura pasaba por salir de Granada por Armilla, atravesar Alhendín y tomar la N323, para salir de la misma hacia el Valle de Lecrín. Después vendrían Lecrín y Béznar. En la rotonda a la salida de Béznar, tomamos a la derecha (N323a) en dirección a la recientemente construida presa de Rules y desde la misma orilla de ésta, y sin llegar a cruzar la presa, nos desviamos a la izquierda buscando la subida a Órgiva. Después de atravesar este pueblo, famoso por ser puerta de entrada a la Alpujarra, y tras varios kilómetros de dura subida, alcanzamos y atravesamos Lanjarón para, finalmente, enlazar de nuevo con el camino de ida en la misma glorieta a la salida de Béznar antes mencionada.

En fin, nada especialmente ‘secreto’ si se tiene un mapa de carreteras delante, pero, aún así una ruta de paisajes espectaculares, para mí de lo más bonito que puede hacerse en bicicleta de carretera en la provincia de Granada. Queda para una ocasión posterior adentrarse en el corazón de la Alpujarra, en dirección a Trevélez y Bérchules (ruta que ya está en la recámara para un encuentro futuro, más pronto que tarde).

La ruta ha discurrido sin más problemas que un pinchazo de Agustín y el intenso calor, que ha vuelto tras varios días de tregua, con pausas las justas para comer algo y recargar los bidones, y a un ritmo bastante vivo (23 km/h de media), que nos ha dejado a todos bastante cansados y con la sensación de haber hecho bien los deberes.

Altimetría

Lanjarón

Ruta interactiva

Haz click en cualquier punto de la imagen para acceder a la ruta interactiva

Haz click en cualquier punto de la imagen para acceder a la ruta interactiva

El otoño viene bien cargadito de eventos a escala provincial. Así que hay que pensar con calma, a ver si nos centramos, que la temporada va a ser dura.

homer

La primera en la frente: el 20 de Septiembre coinciden la Media Maratón de Motril y el II Duatlón Cross “Base Aérea de Armilla”.

La de Motril es una media llana, a nivel del mar y si la temperatura es buena, ideal para buscar marca. Eso para quien venga fino del verano, que no es mi caso. Yo llevo ya dos meses pegándole más a los pedales que a las zapatillas. Aún así, mis últimas series son bastante prometedoras (6 x 800 a 2’52”, esto es, a 3′ 35”/km), lo cual me lleva por estimación a estar cerca de rebajar 1h 32′ en la media.  La alternativa: pasar de Motril, correr el Duatlón de Armilla, ahora que ando bastante equilibrado en ambas modalidades, e intentar rebajar la marca del año pasado.

La siguiente cita es el 4 de Octubre, la Marcha Cicloturista de Armilla (que no sé si mantiene la marca Juanmi Mercado; si lo hace, será la 5ª). 125 kms bastante rompepiernas, con unos 40 de tramo libre. Puede parecer un sinsentido meter una cicloturista de carretera en una pretemporada claramente enfocada al atletismo, pero mi opinión y mi experiencia es que la bici en estas primeras semanas permite fortalecer grupos musculares que son esenciales para proteger las articulaciones del machaque que vendrá en invierno y primavera. La incompatibilidad entre ciclismo y atletismo se da en alto rendimiento, pero a nuestro nivel y bien combinados no son sólo compatibles, sino también complementarios (habrá quien se eche las manos a la cabeza, pero tendrá que explicarme por qué me equivoco). Eso sí, no me propongo mejorar tiempo ni puesto respecto al año pasado.

mmgranada

El 18 de Octubre, la XXVII Media Maratón de Granada. Aquí si que me propongo hacer marca, si no personal absoluta, porque el trazado tiene demasiada cuesta, al menos personal en la prueba. Si la suerte y las condiciones me acompañan, bajar de 1h 30” no es del todo imposible (el año pasado fue casi 1h 33” sin tomarme el entrenamiento demasiado en serio). A ver, a ver…

Y todo esto ¿para qué? y, sobre todo ¿cómo? Del para qué, ya iré contando más cosas, pero se resume en hacer algún Marathon de primavera (Rotterdam tiene todas las papeletas), y los 101 km de Ronda 2010 en modalidad de marcha a pie unas semanas después. ¿De locos? Si, de locos de los de atar. Con una salvedad, los 101 de Ronda, mi primer ultrafondo, es el objetivo A. Con respecto al Maratón sólo aspiro a que me sirva como si fuese un “rodaje largo”, esto es, a hacerlo al 85% de mis posibilidades y no bajar por nada del mundo de las 3h 30′.

El cómo irá cambiando conforme avance la temporada. Lo que queda de Agosto, Septiembre, y primera semana de Octubre incluye lo que vengo haciendo ahora:

– Lunes: Rodaje largo de carrera en ruta, o trail nocturno por montaña.

– Martes: Bicicleta, salida corta o rodillo, escalada o potencia.

– Miércoles: Rodaje suave de carrera en ruta, ejercicios de técnica de carrera o descanso.

– Jueves: Series de carrera en pista: 12 x 400m, ó 6 x 800m, ó 5 x 1000, etc. etc. Ocasionalmente, fartlek.

– Viernes. Rodaje suave de carrera en ruta, ejercicios de técnicas de carrera, o descanso.

– Sábado: Bicicleta, salida larga, fondo.

– Domingo: Descanso.

A partir de Octubre quito la sesión de bici de los martes, pero mantengo la de los sábados, que ocasionalmente puede pasar al domingo. Además, iré incrementando la longitud de las series, para irme acercando progresivamente a un entrenamiento para gran fondo. Finalmente, para la vuelta de año, probablemente abandone totalmente la bicicleta, como ya he hecho esta temporada, y sustituya la ruta de bici de los sábados por un trail largo por encima de las 3h en terreno lo más variado posible. De Enero en adelante, a concentrarse y a rezar porque las lesiones me respeten.

Ruta de bicicleta de carretera: Torres de Albanchez, Peña del Olivar, Camino de las Acebeas, El Yelmo, Hornos de Segura, Cortijos Nuevos, La Puerta de Segura, Torres de Albanchez; 92 kms; Track gps (.gpx); Fotos.

Imagen192El Yelmo coronando la comarca de Segura en la distancia

Aprovecho el fin de semana de asueto en la Sierra de Segura para hacer una ruta que llevaba en la recámara una temporada.

A las 7.10 de la mañana ya estoy bajando de Torres de Albanchez buscando la carretera que une la Puerta de Segura y Siles. Tomo el cruce a la izquierda y, tras 9 kms de suave ascención, encuentro el desvío que conduce a la popular zona recreativa de la Peña del Olivar. Este antiguo camino forestal (Las Acebeas), asfaltado desde hace tiempo, se adentra en el corazón de la Sierra de Segura como una carretera estrecha y serpenteante, pero de firme aceptable. Desde el comienzo pica hacia arriba y a ratos sube claramente del 10%. Se trate pues de un puerto de cierta dureza y considerable longitud (10 km), con algunos descansos no muy prolongados, sobre todo cerca del final, situado en el km 24 de la ruta.

Pasado el puerto atravesamos un tramo de falso llano y ascensión que nos conduce a la Casa Forestal del Campillo (ahora abandonada y derruida), donde la señalización marca el comienzo de la ascensión al pico del Yelmo.

Casi sin tiempo para descansar, empiezan las primeras rampas del Yelmo. La carretera esta en muy mal estado (una carretera Kosovar, en palabras de mi amigo Carlos). Al principio es algo más suave, pero caracolea y se va empinando más y más conforme se avanza. Por suerte, el estado del asfalto mejora algo y, por fin, desde la cumbre, se divisa un panorama espectacular que abarca desde el Pantano del Tranco hasta parte de la provincia de Albacete, así como los pueblos que atravesaremos en el descenso.

Imagen191Últimas rampas de la subida

La primera parte del descenso consiste en desandar parte del camino andado de nuevo hasta la caseta forestal del Campillo. Aquí hay que extremar las precauciones, prueba de ello son los dos pinchazos que sufrí en la bajada, uno en la rueda delantera por una piedra afilada y otro en la trasera de un llantazo, con 200 metros de diferencia.

Reparados los pinchazos, desde la caseta forestal tomo ahora a la derecha y, sin pérdida, desciendo rápidamente hacia Hornos. Atravieso el pueblo y ya sólo queda llanear para cerrar el cículo de la ruta. Atravieso Cortijos Nuevos, dejo La Puera de Segura a la izquierda y, finalmente, asciendo los 5 kms que separan Torres de Albanchez de la carretera de Siles que tomé al comienzo de la ruta.

IBPYelmo

Análisis IBP de la ruta

altimetria el yelmo

Perfil y altimetría de la ruta

Ruta interactiva

Bikemap El YelmoPincha en cualquier punto de la imagen para acceder a la ruta interactiva

Marcha cicloturista de gran fondo; 202 kms (155 tramo libre); Desnivel acumulado 4107 m; Dureza: extrema (IBP: 389)

Novedad: Galería de fotos de la organización

SNL

Clasificación y tiemposTrack (tramo libre), Fotos en Ideal (por alguna razón hay un montón de fotos repetidas y de gente sin dorsal, esperemos que lo solucionen, porque apenas hay una docena de fotos que merezcan la pena), fotos encontradas en picasa (1, 2, 3), vídeos encontrados en youtube (1, 2, 3), vídeo de ciclismo a fondo.

Mientras van aparecendo por la red las muchas fotos que nos hicieron a lo largo del camino, abro este post para narrar que dio de si la primera edición de la Sierra Nevada Límite Road y para facilitar los datos técnicos de la ruta.

Felices e ignorantes :)

Felices e ignorantes

A las 6.50 de la mañana, todo eran nervios y ganas de comenzar. La salida de fue dando por grupos de 50 personas, conforme íbamos llegando al cajón de salida. Pepe y yo estábamos ahí los primeros, así que partimos en el primer grupo, con los primeros rayos del alba.

El tramo neutralizado abarcaba desde la estación de esquí, en Pradollano, hasta Monachil, pasando por Cenes, Granada y Huétor-Vega, y era casi íntegramente cuesta abajo, salvo por la subida a Monachil. De modo que el tramo libre, que comenzaba en este bonito pueblo de entrada al PN de Sierra Nevada, comenzaba con nuestros ánimos y nuestras fuerzas prácticamente intactos.

La cosa comenzaba a ponerse realmente dura a la salida del pueblo, con dos rampas mantenidas de más del 15%, que daban comienzo al puerto del Purche, muy conocido por haberse subido varias veces en la Vuelta a España. Este puerto, además de muy duro, es bastante largo (10 kms), por lo que era menester tomárselo con filosofía. Para las 9.30 estaba corononando sin haberme desgastado en exceso, consciente (más o menos) de lo que quedaba por delante.

Tras el alto, que termina con otra rampa de casi el 15%, descendemos por la Carretera de la Sierra hasta Pinos Genil. Tras un corto tramo de subida suave y falsos llanos, justo junto al pueblo de Quéntar, comienza el sieguiente puerto, que nos llevará al Pantano de Quéntar, y, casi sin transición, al alto de los Blancares. Estos dos puertos pueden considerarse por tanto uno sólo, largo y pesado, pero de pendientes suaves (no supera el 7-8% en casi ningún tramo). Aún así, va consumiento energías y poco a poco se empieza a entender por qué esta prueba se llama “Límite”.

Tras el alto de los Blancares un largo descenso nos conduce al pueblo de La Peza y, desde ahí, comenzaba el único tramo de la prueba que no había entrenado con anterioridad. Craso error, porque lo que yo creía que era un largo tramo de llaneo y suaves subidas y descensos era en realidad una serie de repechos, algunos muy duros, que no daban tregua ni espacio para la recuperación. Un bucle circular nos condujo a través de Cortes y Graena, Purullena, El Bejarín, Benalúa de Guadix y Belerda. En este bucle las tres dificultades mayores (véase el perfil) se encontraban justo a la salida de La Peza (km 55), a la salida de Belerda (km 75) y tras cruzar el río Fardes (km 93), ya cerca de empalmar de nuevo, a la salida de la Peza, con la carretera por la que habíamos venido.

PerfilSNLRoad(Tramo libre)

Tocaba por tanto ahora subir los Blancares por su cara Este. Nada del otro mundo en condiciones normales, pero mucho más duro con 144 kms en las piernas (100 de tramo libre). Aquí las caras ya empezaban a reflejar preocupación, sobre todo para los que sabían lo que quedaba por delante.

Coronado el puerto se hacía imprescindible repostar y tomarse la bajada con calma, aprovechando para soltar piernas y recuperar las fuerzas que se pudiesen hasta Pinos Genil. Poco consuelo fue esa larga bajada cuando enfilamos desde Pinos hasta Güéjar-Sierra. Esa subida (kms 125-135 del tramo libre) no suele aparecer en los anales, pero es muy digna de tener en cuenta. Primero, porque alcanza el 10% de desnivel y mantiene más de un 7% durante casi toda la subida, y segundo, porque a 700 ms de altitud, a diferencia con lo que pasa en otras subidas de la carrera, y entre la 1 y la 1.30 de la tarde el sol aprieta de lo lindo. El calor en este tramo fue destructivo para todos, sobre todo a nivel psicológico, porque, si lo estábamos pasando así de mal en ese punto ¿qué sería de nosotros en lo que estaba por venir?

En la plaza de Güejar-Sierra, el “cementerio de corredores”, nos esperaba un estupendo avituallamiento muy bien surtido, agua helada de la fuente y, sobre todo, algo de sombra. Aquí es obligatorio parar cinco minutos al menos para mojarse la cabeza, tomar algo fresco y retomar energías (y ánimo). Porque desde aquí ya sólo queda sufrir.

Primero se bajan un par de kms hasta el paraje conocido como el Charcón, siguiendo en parte  lo que en su día fue la plataforma del tranvía minero de Sierra Nevada y hoy una popular ruta de paseo y disfrute para los granadinos. No para nosotros, porque terminada la bajada y un corto llano de unos cientos de metros, hay que atacar las primeras rampas del puerto más duro en los alrededores de Granada. La subida del Hostal del Duque (popularmente “el Duque”, sin más) empieza con un tramo de 3 kms con un 15% sostenido y con algunas rampas de hasta el 17%. Las curvas de 180º, de asfalto rayado (para evitar que los vehículos a motor patinen) se suceden una detras de otra durante esos tres kms.

Los imprudentes aquí lo pagan caro. Vuelvo a encotnrar a algunos compañeros de parte de la ruta, uno a pie, otro boqueando en la cuneta, totalmente exhausto. Más de un corredor habrá abandonado en este punto. Yo, sacando fuerzas de donde no las tengo, y con un 39/30 en todo el tramo me mantengo sobre la bici a duras penas. Para hacer las cosas más difíciles, una carreterilla de montaña sombreada y jalonada por regueros de agua, hoy, en Julio y a las 2 de la tarde se ha convertido en un infierno en el que el sol cae a plomo.

Por fin la pendiente baja (?) a un más manejable 10%. Otros 5 kms de subida me planta en el Dornajo y, sin transición, comienza la subida del Collado de las Sabinas. Intento poner un 39/27, pero no lo consigo, así que ya sólo queda avanzar penosamente con el desarrollo más suave y desear que corra algo de brisa a la salida de la siguiente curva.

Se sucede una curva tras otra y tras una subida que me parece interminable, me planto en las cuatro revueltas de monte seco que quedan una vez que se pasa la cota en la que los árboles desaparecen y son sustituidos por matorral de alta montaña. Esto son 2000 m de altitud y se nota. 2 km más y por fin veo el edificio del CARD enfrente de mi. Los que hemos hecho la mítica (y desaparecida) SNL de bicicleta de montaña sabemos lo que esto significa: se acabo, ya no hay más subida. Ya sólo queda dejarse caer un km y medio hasta Pradollano y saborear la llegada a meta como si fueses el ganador.

Un maillot para lucir con orgullo

Un maillot para lucir con orgullo

Al final, 8h 44′ horas montado en la bicicleta, 202 kms, 4200 ms de desnivel acumulado. Un record personal y algo que se quedará grabado en la memoria. Vistas las dificultades organizativas, no sé si esta carrera tendrá continuación, pero independientemente de lo que ocurra, gracias por ponernos un reto del que sentirse tan orgulloso.

PD: Muchas gracias a Fernando, Moski, Gabi G. y Alfredo por los ánimos a lo largo de la ruta y en meta.

Ortofoto interactiva de la ruta (pulsa en cualquier punto de la imagen para activar)

Pincha en la imagen para acceder

Pincha en la imagen para acceder