Posts etiquetados ‘Huenes’

Ruta de trail running nocturo; 20.9km; Dificultad técnica: Media; Dificultad física: Alta; Zapatillas Asics Trabuco 13

Pulsa sobre la imagen para acceder a la ruta interactiva

La ruta de este martes congregó sólo a parte de los habituales: Vanesa, Laure, Antonio, Aarón, Pablo y quien escribe. Quizá la dureza de la que veníamos avisando desde días atrás desanimó a alguno…

Se trata de un circuito casi calcado al que hicimos en Junio del año pasado. La única diferencia es que, en aquella ocasión, salimos del Hervidero siguiendo una acequia que lleva hasta el arroyo Huenes, lo que nos obligó a hacer un largo tramo de campo a través. El track de aquella ocasión era prácticamente inservible, dado que, de haberlo seguido, habríamos tenido que sortear varios obstáculos que, de noche, podrían haber sido peligrosos.

Decidimos la opción segura, a costa de que parte del recorrido perdiera atractivo, y hacer desde el Hervidero hasta el camino de la central eléctrica de Monachil (los primeros 7 kilómetros y medio) casi exclusivamente por pista y por asfalto. En cualquier caso, no es espectacularidad precisamente lo que le falta a este circuito, porque los dos tercios siguientes tienen casi de todo.

Primero, Los Cahorros, con el río Monachil encerrado entre altas paredes de roca, dejando sólo el espacio mínimo necesario para que pase una persona, y con sus famosos puentes colgantes (en la oscuridad más impresionantes si cabe). Después, la subida por la cara norte del Cerro Huenes. Aunque se llame “Cerro”, es un impresionante monte de más de 1600 metros de altura, que subimos casi íntegramente, hasta llegar al antiguo refugio (ahora cerrado) de Fuente Fría. La dureza de la subida se aprecia perfectamente en el perfil que os adjunto: aunque los 700 metros de desnivel se salvan, sin apenas descanso, en unos 6 kms, los últimos 300 se hacen en poco más de 1. No hace falta que explique cómo le sienta a las piernas un kilómetro al 30% de desnivel después de más dos horas en ruta…

Por último, sólo queda bajar por la cara opuesta de nuevo hacia el Puente de los Siete Ojos, primero, y al Hervidero, después. Una vereda angosta y técnica, que difícilmente deja a uno relajarse a partir de ir ya casi de continuo cuesta abajo.

En fin, hoy todos necesitaremos un poco más de descanso. Pero si alguien necesita un empujón, ese es Laure, la más joven incorporación al club, que nos se nos marcha al dique seco durante unos meses. Que sea para bien, que te recuperes pronto, y que vuelvas con esa simpatía y ese buen humor que no has perdido ni en las cuestas más empinadas.

Ruta de trail running nocturno; 20km; Vereda, campo a través y pista; Zapatillas Mizuno Wave Ascend.

Track, proyección en Google Earth y Perfil para descargar

Al igual que ocurría con la ruta de la semana pasada, esta ruta de trail running es larga y, sobre todo, muy exigente por el tipo de terreno y perfil. En algunos puntos también requiere cuidado para no dar un mal paso, aunque no llega a ser tan técnica y objetivamente peligrosa como su antecesora.

Partimos de la Fuente del Hervidero, a unos pocos kilómetros de Cumbres Verdes – La Zubia. Inicialmente tomamos una estrecha vereda que desciende al Valle del Huenes, desde donde seguimos primero un acequia del río y, después, un largo tramo de campo a través, hasta alcanzar por fin un camino que nos condujera hasta las inmediaciones de Monachil (más concretamente a la carretera que sale del pueblo y que lleva a los Cahorros por la variante de la Central Eléctrica).

Para cuando alcanzamos el  paraje de los Cahorros ya había caído la noche, lo que hacía de este lugar – ya de por si espectacular – algo mágico y misterioso. A la luz de nuestros frontales se iban asomando los puentes colgantes, el bravo río Monachil entre las altas pareces de la cerrada, y, con gran sorpresa por su parte, algunos animales que bajaban al río a abrevar. Un zorro y una cabra reconocibles, y un tercer animal sobre el que aún tenemos dudas de si era un perro o un jabalí…

Una vez que salimos de los Cahorros, tocaba remontar el cerro Huenes por su cara norte. Es ésta una larguísima remontada, que comienza en el kilómetro 7 de la ruta y que alcanza casi sin descanso hasta el 14. Algunos buenos tramos de esa subida pasan del 20% de desnivel y hemos de hacerlos andando, para llegar primero al manantial de Fuentefría y, por fin, tras un último y agotador esfuerzo, al refugio de montaña abandonado del mismo nombre.

Desde aquí, muy cerca de la cima del cerro Huenes, sólo quedaba descolgarse por la ladera oeste para alcanzar el puente de los 7 Ojos en la pista forestal de la Espartera y hacer a ritmo vivo los últimos tres kilómetros de falso llano que conducen de vuelta al Hervidero.

Nuestro pequeño grupo, cada vez más sólido, por suerte, estaba compuesto esta vez por Emilio, Marcus, Mario, “Sherpa Loco” Guiilermo, Aaron  y yo mismo, quienes acabamos, como siempre, machacados y exultantes, en torno a la una de la madrugada. Según mi GPS, fueron 20 kms, realizados en 2h 25′ (en movimiento, más de 3h totales).

Ruta interactiva

Pincha en la imagen para la ruta interactiva

Ruta de Trekking de media montaña; 15 kms; pista forestal, vereda de montaña y campo a través. Dificultad: Fácil sin nieve, Moderada con nieve

Fotos (Cortesía de Pablo y Marga), Ortofoto de la ruta, Fichero Google Earth (.kml), Track GPS (.gpx)

Hoy hemos cerrado una ruta que llevaba en la recámara varios meses: rodear el Cerro Huenes. Una ruta de 15 kms que normalmente habría resultado asequible pero que la nieve ha dificultado considerablemente.

Partiendo desde la pista principal de la Cortijuela, el rodeo por la cara oeste del Huenes ha transcurrido sin problemas, salvo por la desaparición de Kewi, el perro adoptivo de Pablo y Marga que nos ha mantenido en vilo todo el camino (más noticias al final). 

Llegado el refugio de Fuente Fría ha hecho aparición la nieve y, desde ahí, conforme íbamos ganando altura el manto se ha ido espesando más y más, hasta alcanzar más de 50 cms en muchos tramos. Desde la caseta forestal junto al Huenes nos hemos desviado un poco hacia el Este, para hacer la parada de rigor para el almuerzo en la Llanada del Chopo, situada entre el Cerro Huenes y el Cerro de las Minas.

Una vez repostados, hemos avanzado campo a través por un bonito bosque de encinas, dejando a nuestra izquierda el Cerro de las Minas y el Cerro Gordo (que nos hemos quedado con ganas de coronar), y hemos recorrido parte de la cuerda entre Cerro Gordo y el Pico de la Carne.

Sin llegar a coronar el Pico de la Carne, hemos encontrado finalmente una vereda que bajaba por el Barranco de las Majadillas hasta el Puente de los Siete Ojos, en la pista principal de la Cortijuela de nuevo. Desde allí ya solo quedaba regresar por la pista hasta la placeta del Canal de la Espartera, donde habíamos dejado los coches. 

Durante todo este último tramo todos andábamos ya un poco nerviosos, tras cuatro horas sin saber de Kewi. Nervios injustificados, al fin y al cabo, porque el dichoso animal se había dejado “adoptar” (y alimentar) temporalmente por una familia que pasaba el domingo tranquilamente en el área recreativa de la placeta del Canal de la Espartera. Como podéis ver, no es que el bicho estuviera particularmente estresado por nuestra ausencia… Aún así, va por él.

Asistieron: Pablo, Marga, Marijose, Natalia, Laura, Patricia, Tomi, César, y nuestros amigos “animales no humanos” Kewi, Dulce y (To)Más. ¡Ah! Y un tipo que andaba perdido allá por la Llanada del Chopo, y que, si no es por nosotros, todavía andaba dando vueltas por aquellos cerros 😀

Besos a tod@s

perfil-huenes