Posts etiquetados ‘Juanmi Mercado’

Marcha cicloturista de carretera; 3 tramos: 1º neutralizado (55 km), 2º Cronometrado (33 km), 3º neutralizado (18 km); Total 116 kms.

Fotos personales, Fotos de Gaby Gómez (Granabike), Track para descargar

Un año más un pequeño grupo de granabikers hemos participado en la Marcha Cicloturista Juanmi Mercado. Por orden de llegada: Jesús, yo, Gaby y Agustín, que corría este año griposo y con algo de fiebre.

Esta marcha es ya casi un clásico a pesar de su corta trayectoria. Con un total de 85 ciclistas (algunos menos que en la edición anterior), la carrera se queda en un grupo bastante pequeño y a la vez bastante “selecto”. Por eso, por el duro ritmo que se impone desde el principio, y por el perfil rompepiernas, se ha hecho fama de exigente.

Los primeros kilómetros, desde Armilla al pequeño puerto de la Malahá, el grupo fue compacto, con el coche de carrera en cabeza. Poco después, cuando nos acercábamos a Ventas de Huelma, empezó a fragmentarse y, para cuando estábamos subiendo Cuesta Gorda, camino de Cacín, el pelotón ya se había disgregado en un largo rosario de grupos pequeños en el que cada uno encontraba su ritmo y sus compañeros de fatigas.

En el km 44 aproximadamente, en el alto de Alhama y tras la primera gran dificultad del día, nos esperaba un bien surtido avituallamiento, y nos reagrupamos para la larga, serpenteante y peligrosa bajada al pueblo de Alhama.

Poco después, antes de llegar a Arenas del Rey, a orillas del Pantano de los Bermejales, comenzaba el tramo cronometrado. La única queja de algunos participantes respecto de la organización fue que no se volvió a reagrupar a todo el mundo en este punto. Lo cierto es que para cuando el grupo salía del avituallamiento, los más rezagados acababan de llegar, así que supongo que el juez decidió dar la salida al tramo libre únicamente con los corredores de cabeza. Y lo cierto es que en todos los demás aspectos la organización estuvo esta vez impecable, incluyendo la rápida evacuación de un accidentado que, hasta donde sabemos, está fuera de peligro.

Los tiempos, por tanto, del tramo cronometrado no son del todo fiables, puesto que más de la mitad de los participantes pasamos por el comienzo de dicho tramo cuando los primeros hacía ya un buen rato que habían salido. No afecta eso, sin embargo, al orden de clasificación, ni debe suponer mayor problema para los que, como yo, participamos en estos eventos por simple diversión y para compartir un día de ciclismo con los nuestros.

El tramo libre comenzaba con unos kilómetros de llaneo, falso llano, algo de subida y una rápida bajada, que se hacían hasta cómodamente protegido por un grupo, pero bien duros si te tocaba hacerlos sólo. Yo me quedé solo a ratos, sobre todo cuando había algún tramo de bajada algo más técnica y con peor firme, pero con algo de esfuerzo conseguía volver a empalmar.

A la salida de Jayena éramos al menos 10 corredores los que atacábamos con fuerza el puerto que toma el mismo nombre del pueblo, la mayor dificultad del día, con 10 kms de longitud y tramos de hasta el 10% de desnivel. No es un puerto excesivamente pendiente, pero se hace más duro de lo que parece en el perfil, por el calor y el viento de la zona, y por la distancia, que se acaba atragantando con las fatigas de la jornada acumuladas en las piernas.

Una vez reagrupados de nuevo en el segundo avituallamiento, en el alto de Jayena, ya sólo quedaba bajar de nuevo hacia Armilla por la Carretera de la Cabra y el Suspiro del Moro, con sólo un par de tachuelas que se superan sin dificultad. En todo este tramo, los tres granabikers nos quedamos juntos para dar cuenta a la llegada de nuestra pequeña aventura.

Perfil JMercadoAltimetría de la ruta

Análisis IBP

IBPJMercadoRuta interactiva

BikemapJMercadoPincha aquí para acceder a la ruta interactiva

El otoño viene bien cargadito de eventos a escala provincial. Así que hay que pensar con calma, a ver si nos centramos, que la temporada va a ser dura.

homer

La primera en la frente: el 20 de Septiembre coinciden la Media Maratón de Motril y el II Duatlón Cross “Base Aérea de Armilla”.

La de Motril es una media llana, a nivel del mar y si la temperatura es buena, ideal para buscar marca. Eso para quien venga fino del verano, que no es mi caso. Yo llevo ya dos meses pegándole más a los pedales que a las zapatillas. Aún así, mis últimas series son bastante prometedoras (6 x 800 a 2’52”, esto es, a 3′ 35”/km), lo cual me lleva por estimación a estar cerca de rebajar 1h 32′ en la media.  La alternativa: pasar de Motril, correr el Duatlón de Armilla, ahora que ando bastante equilibrado en ambas modalidades, e intentar rebajar la marca del año pasado.

La siguiente cita es el 4 de Octubre, la Marcha Cicloturista de Armilla (que no sé si mantiene la marca Juanmi Mercado; si lo hace, será la 5ª). 125 kms bastante rompepiernas, con unos 40 de tramo libre. Puede parecer un sinsentido meter una cicloturista de carretera en una pretemporada claramente enfocada al atletismo, pero mi opinión y mi experiencia es que la bici en estas primeras semanas permite fortalecer grupos musculares que son esenciales para proteger las articulaciones del machaque que vendrá en invierno y primavera. La incompatibilidad entre ciclismo y atletismo se da en alto rendimiento, pero a nuestro nivel y bien combinados no son sólo compatibles, sino también complementarios (habrá quien se eche las manos a la cabeza, pero tendrá que explicarme por qué me equivoco). Eso sí, no me propongo mejorar tiempo ni puesto respecto al año pasado.

mmgranada

El 18 de Octubre, la XXVII Media Maratón de Granada. Aquí si que me propongo hacer marca, si no personal absoluta, porque el trazado tiene demasiada cuesta, al menos personal en la prueba. Si la suerte y las condiciones me acompañan, bajar de 1h 30” no es del todo imposible (el año pasado fue casi 1h 33” sin tomarme el entrenamiento demasiado en serio). A ver, a ver…

Y todo esto ¿para qué? y, sobre todo ¿cómo? Del para qué, ya iré contando más cosas, pero se resume en hacer algún Marathon de primavera (Rotterdam tiene todas las papeletas), y los 101 km de Ronda 2010 en modalidad de marcha a pie unas semanas después. ¿De locos? Si, de locos de los de atar. Con una salvedad, los 101 de Ronda, mi primer ultrafondo, es el objetivo A. Con respecto al Maratón sólo aspiro a que me sirva como si fuese un “rodaje largo”, esto es, a hacerlo al 85% de mis posibilidades y no bajar por nada del mundo de las 3h 30′.

El cómo irá cambiando conforme avance la temporada. Lo que queda de Agosto, Septiembre, y primera semana de Octubre incluye lo que vengo haciendo ahora:

– Lunes: Rodaje largo de carrera en ruta, o trail nocturno por montaña.

– Martes: Bicicleta, salida corta o rodillo, escalada o potencia.

– Miércoles: Rodaje suave de carrera en ruta, ejercicios de técnica de carrera o descanso.

– Jueves: Series de carrera en pista: 12 x 400m, ó 6 x 800m, ó 5 x 1000, etc. etc. Ocasionalmente, fartlek.

– Viernes. Rodaje suave de carrera en ruta, ejercicios de técnicas de carrera, o descanso.

– Sábado: Bicicleta, salida larga, fondo.

– Domingo: Descanso.

A partir de Octubre quito la sesión de bici de los martes, pero mantengo la de los sábados, que ocasionalmente puede pasar al domingo. Además, iré incrementando la longitud de las series, para irme acercando progresivamente a un entrenamiento para gran fondo. Finalmente, para la vuelta de año, probablemente abandone totalmente la bicicleta, como ya he hecho esta temporada, y sustituya la ruta de bici de los sábados por un trail largo por encima de las 3h en terreno lo más variado posible. De Enero en adelante, a concentrarse y a rezar porque las lesiones me respeten.

 

https://i2.wp.com/jcesar.blogspot.es/img/JuanmiM1.jpg

Fotografías cortesía de Agustín Barbero Gervilla (Granabike)

 

Madre mía, ¿a esto lo llaman una marcha cicloturista?

 

Veamos, según mi cuentakilómetros, hice los 125 kms de la prueba a una media de 28 Km/h, y el tramo cronometrado, que era algo de bajada y el resto de escalada, a 25 Km/h. Y a partir del primer reagrupamiento, en el km 50 ya no vi más al pelotón de cabeza (lo cual no es de extrañar, porque según las clasificaciones el ganador hizo una media de 34 Km/h y 24 minutos menos que yo en el tramo cronometrado…

 

En cualquier caso, creo que los granabikers hicimos un papel bastante digno. Pilón el primero (como siempre), Ramón el segundo, yo con el culo de Ramón 500 ms por delante durante toda la carrera (también como siempre), y Paco Mira con su reclinada un poco por detrás, manteniendo su filosofía tranqui (el deporte es salud) hasta en los ambientes más competitivos. Los tiempos respectivos del tramo cronometrado fueron 1:27:48 (68º), 1:30:30 (74º), 1:33:31 (89º), y 1:53:18 (120º).

 

 

El recorrido de la marcha fue espectacular, atravesando todos los pueblos de los alrededores del pantano de los Bermejales y volviendo a Armilla por la carretera de la Cabra. Sin embargo, poco tiempo tuve yo para disfrutar las vistas. El ritmo del coche de cabeza fue muy duro desde el principio, y el pelotón ya llegó muy fraccionado al primer reagrupamiento poco antes de llegar a Alhama de Granada. Conseguí mantenerme a cola del pelotón hasta este punto, pero lo pagué bastante caro, porque en Alhama y despúes del parón, tenía ya las piernas muy castigadas, y aún quedaba todo el tramo cronometrado (40km).

 

Intenté comenzar fuerte, porque durante la primera media hora tuve a Ramón y a Pilón a la vista, y quería establecer contacto con ellos. Sin embargo, ellos iban protegidos en un pequeño grupo y yo solo, peleándome contra el viento, así que tuve que levantar el pie y seguir a mi ritmo. En la primera mitad del tramo, bajada y llano, fui casi todo el tiempo solo. Poco antes de pasar Jayena y comenzar el puerto, sin embargo, se me arrimaron dos que venían desde detrás y alcanzamos a otro, e hicimos un pequeño grupo en el que nos fuimos dando relevos, más mal que bien, hasta el comienzo del puerto. Ahí nos mantuvimos juntos en una distancia de unos 200 metros casi toda la subida.

 

En el puerto lo pasé realmente mal. En la primera parte del tramo cronometrado me había rebasado bastante gente, y creía que ya estaba casi en la cola de carrera. En realidad no era así. En una larga recta hacia el km 5 del puerto pude distinguir a Ramón en la distancia y pensé “vaya, aquí estamos pasándolas canutas todos…”. Viendo como iba, ni siquiera intenté apretar para alcanzarlo. Me conformaba con llevarlo ahí de referencia, ya algo más animado. Físicamente iba bastante mal, y no conseguía mover un piñón por debajo del 24.

 

En resumen, trillado como estoy en carreras de montaña, mi primera prueba de carretera me ha enseñado algunas valiosas lecciones. La primera, que hay que dosificar las fuerzas, porque vas a tope casi todo el camino y un pequeño bajón te manda a la cola de la carrera. La segunda, despistes los mínimos. Te paras a orinar y retomar contacto con el pelotón se convierte en un infierno. Y tercera, no todo es fondo en el deporte. Sin potencia, el entrenamiento está incompleto.

 

Para terminar, un regular para la organización. En el lado positivo la buena actitud de los currantes de a pie, durante toda la ruta. Te animaban, te preguntaban, te ofrecían agua… Muy atentos. En el lado negativo, la más que mala organización de las inscripciones, el caos en el reparto de dorsales y las largas colas, que se agotaran los maillots de tallas M y L, a pesar de haber pedido nuestras tallas en la inscripción.

 

https://i1.wp.com/jcesar.blogspot.es/img/JuanmiM2.jpg

Fotografías cortesía de Agustín Barbero Gervilla (Granabike)