Posts etiquetados ‘La Peza’

Marcha cicloturista de gran fondo; 202 kms (155 tramo libre); Desnivel acumulado 4107 m; Dureza: extrema (IBP: 389)

Novedad: Galería de fotos de la organización

SNL

Clasificación y tiemposTrack (tramo libre), Fotos en Ideal (por alguna razón hay un montón de fotos repetidas y de gente sin dorsal, esperemos que lo solucionen, porque apenas hay una docena de fotos que merezcan la pena), fotos encontradas en picasa (1, 2, 3), vídeos encontrados en youtube (1, 2, 3), vídeo de ciclismo a fondo.

Mientras van aparecendo por la red las muchas fotos que nos hicieron a lo largo del camino, abro este post para narrar que dio de si la primera edición de la Sierra Nevada Límite Road y para facilitar los datos técnicos de la ruta.

Felices e ignorantes :)

Felices e ignorantes

A las 6.50 de la mañana, todo eran nervios y ganas de comenzar. La salida de fue dando por grupos de 50 personas, conforme íbamos llegando al cajón de salida. Pepe y yo estábamos ahí los primeros, así que partimos en el primer grupo, con los primeros rayos del alba.

El tramo neutralizado abarcaba desde la estación de esquí, en Pradollano, hasta Monachil, pasando por Cenes, Granada y Huétor-Vega, y era casi íntegramente cuesta abajo, salvo por la subida a Monachil. De modo que el tramo libre, que comenzaba en este bonito pueblo de entrada al PN de Sierra Nevada, comenzaba con nuestros ánimos y nuestras fuerzas prácticamente intactos.

La cosa comenzaba a ponerse realmente dura a la salida del pueblo, con dos rampas mantenidas de más del 15%, que daban comienzo al puerto del Purche, muy conocido por haberse subido varias veces en la Vuelta a España. Este puerto, además de muy duro, es bastante largo (10 kms), por lo que era menester tomárselo con filosofía. Para las 9.30 estaba corononando sin haberme desgastado en exceso, consciente (más o menos) de lo que quedaba por delante.

Tras el alto, que termina con otra rampa de casi el 15%, descendemos por la Carretera de la Sierra hasta Pinos Genil. Tras un corto tramo de subida suave y falsos llanos, justo junto al pueblo de Quéntar, comienza el sieguiente puerto, que nos llevará al Pantano de Quéntar, y, casi sin transición, al alto de los Blancares. Estos dos puertos pueden considerarse por tanto uno sólo, largo y pesado, pero de pendientes suaves (no supera el 7-8% en casi ningún tramo). Aún así, va consumiento energías y poco a poco se empieza a entender por qué esta prueba se llama “Límite”.

Tras el alto de los Blancares un largo descenso nos conduce al pueblo de La Peza y, desde ahí, comenzaba el único tramo de la prueba que no había entrenado con anterioridad. Craso error, porque lo que yo creía que era un largo tramo de llaneo y suaves subidas y descensos era en realidad una serie de repechos, algunos muy duros, que no daban tregua ni espacio para la recuperación. Un bucle circular nos condujo a través de Cortes y Graena, Purullena, El Bejarín, Benalúa de Guadix y Belerda. En este bucle las tres dificultades mayores (véase el perfil) se encontraban justo a la salida de La Peza (km 55), a la salida de Belerda (km 75) y tras cruzar el río Fardes (km 93), ya cerca de empalmar de nuevo, a la salida de la Peza, con la carretera por la que habíamos venido.

PerfilSNLRoad(Tramo libre)

Tocaba por tanto ahora subir los Blancares por su cara Este. Nada del otro mundo en condiciones normales, pero mucho más duro con 144 kms en las piernas (100 de tramo libre). Aquí las caras ya empezaban a reflejar preocupación, sobre todo para los que sabían lo que quedaba por delante.

Coronado el puerto se hacía imprescindible repostar y tomarse la bajada con calma, aprovechando para soltar piernas y recuperar las fuerzas que se pudiesen hasta Pinos Genil. Poco consuelo fue esa larga bajada cuando enfilamos desde Pinos hasta Güéjar-Sierra. Esa subida (kms 125-135 del tramo libre) no suele aparecer en los anales, pero es muy digna de tener en cuenta. Primero, porque alcanza el 10% de desnivel y mantiene más de un 7% durante casi toda la subida, y segundo, porque a 700 ms de altitud, a diferencia con lo que pasa en otras subidas de la carrera, y entre la 1 y la 1.30 de la tarde el sol aprieta de lo lindo. El calor en este tramo fue destructivo para todos, sobre todo a nivel psicológico, porque, si lo estábamos pasando así de mal en ese punto ¿qué sería de nosotros en lo que estaba por venir?

En la plaza de Güejar-Sierra, el “cementerio de corredores”, nos esperaba un estupendo avituallamiento muy bien surtido, agua helada de la fuente y, sobre todo, algo de sombra. Aquí es obligatorio parar cinco minutos al menos para mojarse la cabeza, tomar algo fresco y retomar energías (y ánimo). Porque desde aquí ya sólo queda sufrir.

Primero se bajan un par de kms hasta el paraje conocido como el Charcón, siguiendo en parte  lo que en su día fue la plataforma del tranvía minero de Sierra Nevada y hoy una popular ruta de paseo y disfrute para los granadinos. No para nosotros, porque terminada la bajada y un corto llano de unos cientos de metros, hay que atacar las primeras rampas del puerto más duro en los alrededores de Granada. La subida del Hostal del Duque (popularmente “el Duque”, sin más) empieza con un tramo de 3 kms con un 15% sostenido y con algunas rampas de hasta el 17%. Las curvas de 180º, de asfalto rayado (para evitar que los vehículos a motor patinen) se suceden una detras de otra durante esos tres kms.

Los imprudentes aquí lo pagan caro. Vuelvo a encotnrar a algunos compañeros de parte de la ruta, uno a pie, otro boqueando en la cuneta, totalmente exhausto. Más de un corredor habrá abandonado en este punto. Yo, sacando fuerzas de donde no las tengo, y con un 39/30 en todo el tramo me mantengo sobre la bici a duras penas. Para hacer las cosas más difíciles, una carreterilla de montaña sombreada y jalonada por regueros de agua, hoy, en Julio y a las 2 de la tarde se ha convertido en un infierno en el que el sol cae a plomo.

Por fin la pendiente baja (?) a un más manejable 10%. Otros 5 kms de subida me planta en el Dornajo y, sin transición, comienza la subida del Collado de las Sabinas. Intento poner un 39/27, pero no lo consigo, así que ya sólo queda avanzar penosamente con el desarrollo más suave y desear que corra algo de brisa a la salida de la siguiente curva.

Se sucede una curva tras otra y tras una subida que me parece interminable, me planto en las cuatro revueltas de monte seco que quedan una vez que se pasa la cota en la que los árboles desaparecen y son sustituidos por matorral de alta montaña. Esto son 2000 m de altitud y se nota. 2 km más y por fin veo el edificio del CARD enfrente de mi. Los que hemos hecho la mítica (y desaparecida) SNL de bicicleta de montaña sabemos lo que esto significa: se acabo, ya no hay más subida. Ya sólo queda dejarse caer un km y medio hasta Pradollano y saborear la llegada a meta como si fueses el ganador.

Un maillot para lucir con orgullo

Un maillot para lucir con orgullo

Al final, 8h 44′ horas montado en la bicicleta, 202 kms, 4200 ms de desnivel acumulado. Un record personal y algo que se quedará grabado en la memoria. Vistas las dificultades organizativas, no sé si esta carrera tendrá continuación, pero independientemente de lo que ocurra, gracias por ponernos un reto del que sentirse tan orgulloso.

PD: Muchas gracias a Fernando, Moski, Gabi G. y Alfredo por los ánimos a lo largo de la ruta y en meta.

Ortofoto interactiva de la ruta (pulsa en cualquier punto de la imagen para activar)

Pincha en la imagen para acceder

Pincha en la imagen para acceder

Esta es la otra dificultad de la jornada. Eso sí, nada que ver con las anteriores.

Recapitulemos: tras bajar de Pradollano se sube el Purche, se baja hasta Pinos Genil y ahí comienza el tramo de este post. Una vez que se llega a la Peza (punto final del track de hoy), se llanea por los pueblos que rodean y se vuelve a la Peza, para hacer de nuevo el mismo camino, pero a la inversa, de tal manera que se sube el puerto de los Blancares pero en sentido inverso. Dicho de otro modo, para la ida, el perfil es el que aparece en este post, para la vuelta, justo al revés (hay que traducir los porcentajes positivos a negativos y viceversa).

En este tramo, más que la dureza, el gran obstáculo será el calor. Como nos pille un día de solano, Dios nos coja confesados…

Ahí va la altimetría del tramo (desde Pinos Genil hasta la Peza, pasando la subida al Pantano de Quéntar y el Puerto de los Blancares (punto más alto):

Altimetria 1El perfil con las velocidades:

Altimetria 2El perfil en 3D:

Altimetria 3Y la proyección sobre Google Earth:

Altimetria 4

Como ya he dicho antes, nada que ver con las otras dos subidas gordas de la prueba. Se trata de un puerto largo, si consideramos que empieza en Pinos, pero los tramos más empinados están en torno al 9%.

Como en los post anteriores, aquí dejo en enlace para descargarse todos los archivos gráficos de este post, junto con el track (.gpx).