Posts etiquetados ‘La Zubia’

Ruta de Trekking de media montaña; 15 kms; pista forestal, vereda de montaña y campo a través. Dificultad: Fácil sin nieve, Moderada con nieve

Fotos (Cortesía de Pablo y Marga), Ortofoto de la ruta, Fichero Google Earth (.kml), Track GPS (.gpx)

Hoy hemos cerrado una ruta que llevaba en la recámara varios meses: rodear el Cerro Huenes. Una ruta de 15 kms que normalmente habría resultado asequible pero que la nieve ha dificultado considerablemente.

Partiendo desde la pista principal de la Cortijuela, el rodeo por la cara oeste del Huenes ha transcurrido sin problemas, salvo por la desaparición de Kewi, el perro adoptivo de Pablo y Marga que nos ha mantenido en vilo todo el camino (más noticias al final). 

Llegado el refugio de Fuente Fría ha hecho aparición la nieve y, desde ahí, conforme íbamos ganando altura el manto se ha ido espesando más y más, hasta alcanzar más de 50 cms en muchos tramos. Desde la caseta forestal junto al Huenes nos hemos desviado un poco hacia el Este, para hacer la parada de rigor para el almuerzo en la Llanada del Chopo, situada entre el Cerro Huenes y el Cerro de las Minas.

Una vez repostados, hemos avanzado campo a través por un bonito bosque de encinas, dejando a nuestra izquierda el Cerro de las Minas y el Cerro Gordo (que nos hemos quedado con ganas de coronar), y hemos recorrido parte de la cuerda entre Cerro Gordo y el Pico de la Carne.

Sin llegar a coronar el Pico de la Carne, hemos encontrado finalmente una vereda que bajaba por el Barranco de las Majadillas hasta el Puente de los Siete Ojos, en la pista principal de la Cortijuela de nuevo. Desde allí ya solo quedaba regresar por la pista hasta la placeta del Canal de la Espartera, donde habíamos dejado los coches. 

Durante todo este último tramo todos andábamos ya un poco nerviosos, tras cuatro horas sin saber de Kewi. Nervios injustificados, al fin y al cabo, porque el dichoso animal se había dejado “adoptar” (y alimentar) temporalmente por una familia que pasaba el domingo tranquilamente en el área recreativa de la placeta del Canal de la Espartera. Como podéis ver, no es que el bicho estuviera particularmente estresado por nuestra ausencia… Aún así, va por él.

Asistieron: Pablo, Marga, Marijose, Natalia, Laura, Patricia, Tomi, César, y nuestros amigos “animales no humanos” Kewi, Dulce y (To)Más. ¡Ah! Y un tipo que andaba perdido allá por la Llanada del Chopo, y que, si no es por nosotros, todavía andaba dando vueltas por aquellos cerros 😀

Besos a tod@s

perfil-huenes

Ruta mixta de BTT y trail de montaña a pie; 35’7 kms (24 BTT; 12 Trail aprox); zapatillas Salomon 3D de Trail.

Archivos descargables: Track, Archivo Google Earth (.kml), Ortofoto de la ruta

Más fotos en http://picasaweb.google.es/jcesar1974/TrailTrevenque#

y en http://picasaweb.google.es/pjcp75/TrevenqueTrailRunning#

Hoy tocaba algo especial. A las 10 Rafa y yo estábamos montados en nuestras bicicletas camino de la Zubia. El primer paso del plan era subir hacia el Canal de la Espartera, y así lo hemos hecho, cruzando los pinares de la Zubia desde el campo de fútbol hasta llegar a la Pista de los Llanos y, desde allí, a nuestro destino, en poco más de una hora.

Allí nos esperaba Pablo, para la parte novedosa de la ruta de hoy: dejar las bicicletas a buen recaudo, calzarnos las zapatillas de trail y afrontar la cara sur del Trevenque corriendo. Esperábamos encontrar algo de nieve, pero lo que hemos encontrado ha desbordado nuestras expectativas. Al poco de salir, algunas placas de hielo nos han hecho pensar que la cosa podía complicarse (no es esta una zona donde un resbalón resulte recomendable), pero a no más de 500 metros de la placeta de la Espartera el hielo se ha convertido en nieve. Primero una fina capa que invitaba a correr y, conforme íbamos ganando altura, un manto cada vez más profundo. Para cuando hemos alcanzado el arranque de los Arenales, la nieve nos llegaba ya a las rodillas, y era imposible correr más, así que hemos hecho una buena parte de la ruta andando.

Foto Cortesia de Pablo Castillo

Foto Cortesía de Pablo Castillo

La pista no ha vuelto a ser practicable para el running hasta bastante más adelante, una vez que hemos salido al Refugio de Rosales. La bajada desde ahí por la fuente del vino hasta la vereda del Barranco del Buho ha sido divertidísima. Seguía habiendo nieve, pero la gravedad te ayudaba a dar zancadas lo suficientemente potentes como para avanzar.

La última parte de la ruta, la vereda del Barranco del Buho estaba ya libre de nieve y el único inconveniente ha sido el barro en algunos tramos. Llegadas estas alturas, con las zapatillas empapadas hasta adentro, no es que eso supusiese un gran problema.

El regreso a Granada lo hemos hecho por el nuevo carril-bici de Cumbres Verdes. Un engendro inútil y de un impacto visual enorme, pero que hoy nos ha valido para librarnos del traficazo de domingueros que subía por la Carretera.

trailnbike-trevenquetrailnbike-trevenque-perfil

Cuarta ruta de la saga, de nuevo con Manolo “El Niño de los Riscos”, Natalia, Marijose y yo. A pesar de nuestros esfuerzos por convencer a nuevos andarines, y lo asequible de la ruta de hoy, el grupo de nuevo se ha quedado en el cuadro básico.

Lo que hemos hecho hoy ha sido en realidad media ruta, pero lo escarpado del camino y lo bonito que las últimas lluvias han dejado el paisaje, han permitido disfrutar de un estupendo paseo.

Riscos a la vera de la Senda de la Boca de la Pescá

Riscos a la vera de la Senda de la Boca de la Pescá

Para empezar hemos dejado el coche frente al cortijo Parejo, desde donde hemos tomado la vereda que sube al aparcamiento del Canal de la Espartera para ir abriendo boca (ver post anterior). Desde ahí hemos tomado un tramo del sendero adaptado hasta llegar a la senda del Cerro de las Pipas y la Boca de la Pescá (Cañada Real del Padul al Pico del Veleta).

Granada al fondo

Granada al fondo

Después de ir subiedo y bajando algunos de los cerrillos quedan al lado de la senda hemos tomado el desvío que a la izquierda serpentea hacia la cima del cerro de la Boca de la Pescá, donde nos hemos encontrado a numerosos senderistas que, como nosotros, disfrutaban de esta estupenda mañana otoñal.

Marijose en la cima

Marijose en la cima

Desde la cima del cerro hemos descendido por un dificultoso cortafuegos hasta encontrarnos de nuevo con la cañada, que corre paralela al Canal de la Espartera hasta la cámara de la Central Eléctrica de Dílar. De haber seguido habríamos bajado hacia el río Dilar, pero en la misma cámara hemos hecho meta para volver por la Cañada hasta el arenal de Parejo hasta el cortijo donde habíamos dejado el coche.

En resumen, sólo unos 10 kms en unas 2h 45′, pero unas vistas espectaculares y una compañía aún mejor.

Espectacular vista desde la ladera de la Boca de la Pescá

Espectacular vista desde la ladera de la Boca de la Pescá

Todas las fotos de la ruta en http://picasaweb.google.es/jcesar1974/RutaSenderistaBocaDeLaPesc#