Posts etiquetados ‘Trekking’

Ruta de trekking de alta montaña; 19 kms (recomendable sólo la última semana de mayo y las dos primeras de Junio, coincidiendo con el deshielo).

Fotos, Fotos de Pablo, Track (.gpx)

Sólo una breve reseña para dar fe de esta fantástica ruta, que hago por segunda vez, esta vez tranquilamente, andando con MJo y los amigos (Pablo, Marga, Maya y todos los demás, muchas gracias por este día tan estupendo).

Para llegar al punto de partida salimos con los coches de Güéjar Sierra por la carretera que sale hacia el Maitena. Justo al salir del pueblo un desvío asfaltado señalizado marca el camino que conduce al Collado del Alguacil. Tomamos esta carreterita, que sale con gran pendiente, y conducimos un par de kilómetros hasta encontrar un paso entre dos grandes rocas. Justo a continuación encontraremos un desvío a la derecha, con una señal de dirección prohibida (antes había también un cartel indicador, pero ya sólo queda el poste). Este es el camino que debemos seguir.

El camino primero baja hacia el río, cruza éste por un puente y continúa, todavía asfaltado, con gran pendiente. Bien, no abandonamos ese camino en ningún momento. Primero se pierde el asfalto y a continuación nos vamos encontrando una serie de curvas y desvíos a derecha e izquierda que debemos ignorar. Tras conducir durante unos 25 minutos se corona un collado junto a una caseta del ICONA y unos 1000 metros más adelante encontramos una cadena cortando el paso junto a una boca de la llamada Acequia del Papeles, que es nuestro punto de partida para la caminata.

La pista principal que parte de este punto lleva al refugio de Peña Partida, anque nosotros la abandonamos para andar paralelos a ella por la cresta que corre a la derecha, sin alejarnos demasiado de la pista principal en ningún momento. Desde detrás del refugio continúa una vereda que en unos cuatro kms alcanza la parte alta del fantástico paraje de  los Lavaderos.

Como puede verse en el mapa desde allí descendimos bruscamente, aprovechando la nieve, que aún quedaba en grandes cantidades, para bajar seguramente y evitar las rocas y alcanzar la Acequia del Papeles y la hoya al pie de la Covatilla desde donde está tomada la foto de la cabecera de este post.

Llegados a este punto, tocaba repostar y disfrutar del paisaje largamente, mientras nuestro compañero Guillermo aprovechaba para subir una lengua de nieve de más de un kilómetro y hacer una espectacular bajada con la tabla de snow (que había llevado a la espalda todo el trayecto).

Tras el almuerzo y la siesta tocaba regresar, tomando esta vez el camino que discurre paralelo (primero) y por encima (después), de la misma acequia, de vuelta a la cadena donde habíamos dejado los coches. En total, 19 kms, con buen tiempo pero que la altura hace bastante más difucultosos que otras rutas de longitud similar.

Mapa interactivo de la ruta

Pincha en cualquier punto de la imagen para el mapa interactivo

Pincha en cualquier punto de la imagen para el mapa interactivo

Ruta de montaña en dos tramos: 1º Ruta de la Cañada del Sereno (14 km),  2º Cerro del Sanatorio (3,5 km); pista forestal, sendero y veredas de montaña; dificultad física: media; dificultad técnica: baja; Tracks; Fotos Picasa

Nuevo episodio de nuestra saga senderista. Ni el frío, ni los pocos copos de nieve que nos han caído nos han desanimado de hacer la ruta de hoy. Inicialmente teníamos planeada una ruta por los alrededores de la Vereda de la Estrella, pero la información que nos habían facilitado sobre la presencia de grandes cantidades de nieve (y lo que es peor, placas de hielo) nos ha hecho replantearnos el recorrido y desplazarnos al Parque Natural de Sierra de Huétor.

El plato fuerto de la ruta era la Cañada del Sereno, así que hemos dejado el coche a la salida del Cortijo de Carialfaquí, en la pista principal de la Alfaguara a Prado Negro, y hemos subido la cuesta que lleva a la vereda de la cañada. Para quien no la conozca, se trata de una vereda espectacular a unos 1400 m de altitud. Primero asciende hasta una serie de miradores desde los que se puede disfrutar una estupenda vista, a corta distancia, de la mayor parte de las pequeñas cumbres de la Sierra de Huétor, y, a gran distancia, de los grandes picos de Sierra Nevada (incluyendo el Mulhacén, la Alcazaba y el Veleta). A continuación, entre pinos, encinas y quejigos, desciende hasta la Casa Forestal de Los Peñoncillos, junto a la A92.

Natalia, Manolo y yo en la Cañada del Sereno

Natalia, Manolo y yo en la Cañada del Sereno

Perspectiva de la Cañada del Sereno

Perspectiva de la Cañada del Sereno

Desde Los Peñoncillos hemos subido la pista que asciende junto a las primeras aguas del río Darro, para abandonarla en el último tramo por la vereda señalizada que nos llevaba de vuelta al primer tramo de la pista de inicio. 

Vereda de ascenso al regreso

Vereda de ascenso al regreso

Esos 14 km nos han sabido a poco, así que nos hemos montado en el coche para dejarlo tras el primer kilómetro de la pista  Alfaguara-Puerto Lobo. Desde allí hemos tomado el carril que lleva al Cerro del Sanatorio, donde se encuentran las ruinas del antiguo Hospital de tuberculosos (objeto de leyendas de apariciones). Como postre, pues, hemos subido al cerro, hemos visitado las ruinas, y hemos rodeado el cerro por la cara de atrás para volver al punto de partida. 

Ruinas del Sanatorio

Ruinas del Sanatorio

)

Cansados pero contentos 🙂

Ortofoto 1: Cañada del Sereno

ortofoto-sereno

Ortofoto 2: Cerro del Sanatorio 

ortofoto-sanatorio

Perfiles:

perfiles

Panorama de la zona de la ruta, desde los Llanos del Purche

Panorama de la zona de la ruta, desde los Llanos del Purche

Chicos y chicas, muchas gracias por haber hecho esta tercera ruta de nuestra saga (que espero que sea larga) realidad. Os dejo una descripción de la ruta para vuestra información y la de todos aquellos que quieran repetirla, y unas fotillos. Las cuarenta fotos las tendréis disponibles en http://picasaweb.google.es/jcesar1974

Hemos dejado al “save-the-drama-4-your-momma”-móvil 🙂 en el restaurante del Purche. Desde allí hemos cortado por el camino que corre paralelo a la carretera hasta el mismo arranque de la pista de la Central de Diéchar. En lugar de tomar esa pista, hemos tomado la vereda que sale a la izquierda, y perfectamente señalizada como “Cuesta Bermeja”.

Vereda de Cuesta Bermeja (Purche-Dornajo)

Vereda de Cuesta Bermeja (Purche-Dornajo)

Esa vereda se va escarpando durante tres kms, y se pone bastante dificultosa poco antes de enlazar con la Pista de San Jerónimo (que conduce desde El Dornajo hasta la Finca la Dehesilla, pasando por el Cortijo de Diéchar). Hemos seguido esa pista cuesta abajo durante 7 kms hasta encontrarnos con el río Monachil, a la altura de la Dehesilla, donde hemos hecho la primera parada para repostar.

Marijose junto al rio Monachil, a la altura de la Dehesilla

Marijose junto al río Monachil, a la altura de la Dehesilla

En la Dehesilla hemos abandonado la pista para seguir el camino de la Dehesilla, que poco más adelante se convierte en una vereda de arenal y que desemboca finalmente en la Cañada Real de la Zubia (la pista que lleva desde la Cortijuela a la Central de Diéchar).

Vereda de la Dehesilla

Vereda de la Dehesilla

Hemos tomado esa pista, de nuevo en dirección hacia el río Monachil, que hemos cruzado a la altura de la Central de Diéchar, donde hemos comido en un idílico recodo del río (en el arranque de una vereda que parece correr paralela al río y adentrarse en una encerrada que, sospechamos, debe llevar a los Cahorros, vereda a explorar en la próxima).

Rio Monachil a la altura de la Central de Diéchar (arranque de la vereda del Rio dirección Monachil)

Río Monachil a la altura de la Central de Diéchar (arranque de la vereda del Río dirección Monachil)

Finalmente, hemos acabado subiendo de nuevo al Purche por la pista que lleva de la Central de Diéchar a ese paraje. En el último tramo hemos abandonado la pista para hacer un poco de campo a través por los Prados del Purche.

En resumen, una ruta larga (unos 24 kms), quizá un poco sobrada de pista, pero que nos ha permitido disfrutar de unas estupendas vistas, y sin lluvia, a pesar de las predicciones agoreras.

Una mención especial merece la incorporación al grupo de Manolo “El Níño de los Riscos”, con quien esperamos seguir contando en el futuro. ¡Un fuerte abrazo!

Manolo contemplando los Llanos del Purche

Manolo contemplando los Llanos del Purche